Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

"El rol de la universidad no es solo formativa, sino tambien transformativa"

El Dr. Tomás Chuaqui, politólogo y director del College de la Pontificia Universidad Católica de Chile, es el invitado especial del XIX Coloquio de Estudiantes de Psicología. El hablará sobre la importancia social que tienen las universidades actuales. Además, explicó sobre el innovador programa del college.

  • Tomás Chuaqui
    Director del College de la Pontificia Universidad Católica de Chile
  • Texto:
    Susana Navarro
  • Fotografía:
    Mario Lack

¿Cuál cree es el rol social de las universidades?

Podría decirse que hay un rol social que está establecido por la naturaleza de la institución que es formar a las personas que van a contribuir en el desarrollo del país. La formación universitaria tiene que ver con la adquisición de habilidades y competencias muy específicas para poder constituirse a un mercado laboral preexistente, pero creo que esa es la finalidad menos interesante y podría pensarse como algo característico de cualquier institución académica sea o no universidad, pero es en esta institución en la que hay una importancia en la preparación de la persona y con la formación de la identidad que debe contener un aspecto de reflexión introspectiva, de construcción y reconstrucción, por lo que la universidad no solo es formativa, sino también transformativa.

¿La formación universitaria actual debe buscar ‘mejorar la sociedad’?

Esta es un fin muy loable pero gigantesco y uno debe tener metas muy ambiciosas pero también deben ser relativas a la posición en la que uno está. Me parece que la responsabilidad de cada uno es ser, en la medida de lo posible, una persona justa y eso debería estar en cada uno sin importar que posición tenga. Esa responsabilidad es muy exigente, pero lo que se puede hacer es una reflexión de lo que eso significa y lo que realmente involucra. La universidad es un lugar de reflexión por excelencia y, mientras se cumpla con ese rol que es indispensable, creo que ya está haciendo una gran contribución al mundo.

¿En qué manera contribuye la universidad a lograr este objetivo?

Creo que hay distintas formas como la universidad contribuye o colabora con la sociedad fuera de sus aulas, pero hay ciertas tareas que son indispensables. No se puede dejar de cumplir funciones relacionadas con la formación académica de sus estudiantes y cuando haga ese trabajo bien, el alumno se podrá incorporar en el mundo social. Es importante tener en mente que en la universidad existe un conjunto de actividades que deben funcionar enlazadas, no podemos realizar funciones sociales si no hacemos las cosas más específicas como la enseñanza, la investigación y la reflexión, que son propias de nuestra identidad.

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrenta?

El encontrar un equilibrio justo. Hay una presión permanente que tiene que ver con el ‘presentismo’, es decir que nada puede esperar. Esto es por las grandes exigencias del mundo social dada la gravedad de injusticia que existe y esto plantea una circunstancia de urgencia relativa, sin embargo, la actividad académica siempre ha sido lenta y ha estado asociada a la contemplación más que a la acción y llegar a coordinar estos dos elementos es sumamente difícil, se debe buscar un vínculo entre la actividad práctica, la contemplativa y de reflexión, que se da dentro de la universidad. En el mundo de los académicos se tiende a premiar a quien hace una mayor producción de publicaciones científicas o académicas, por lo que muchas veces se deja de lado la potencial contribución que pueden tener en el ‘mundo real’.

¿Cómo luchar la falta de interés o el egocentrismo por parte de los estudiantes?

Esto es un desafío, en el intento de fomentar esto se puede correr el riesgo de que los profesores hagan un intento muy explícito o frontal de reclutamiento de activistas sociales dentro del alumnado y ese no es el rol de la universidad. Se debe fomentar la reflexión sobre estos temas y si eso se hace bien, muchas veces se logrará que los estudiantes reconozcan la importancia de estos temas en general, en relación a sus propias vidas y podrán descubrir cuán enriquecedor es para sí mismos formar parte de una actividad social que vaya más allá de sus propios intereses inmediatos. Los profesores tenemos la ventaja de que tenemos un público cautivo con personas obligadas a escucharnos en las clases y a quienes mandamos a leer ciertos textos. Los profesores tenemos cierto poder y debemos saber administrarlo con cuidado.

¿Cuál vendría a ser el perfil de egresado que se busca?

Diría que hay muchos. Todo egresado debería tener las herramientas para poder reflexionar sobre los temas de importancia común. La universidad no debería cumplir una función moralista, lo que debe hacer es dar las herramientas para reflexionar sobre los temas morales y de injusticia social.

Muchas veces las personas que ingresan vienen con cierto tipo de prejuicio, no les interesa el mundo que está más allá de sí mismos por ser corrupto y nada encantador, la universidad tiene que acercarlos y demostrarles que la reflexión que hagan sobre ese mundo va a tener un impacto. También sucede a la inversa, hay quienes quieren hacer todo al mismo tiempo y cambiar el mundo en un solo intento, pues la universidad te da el tiempo para reflexionar y hacer actividades pensándolas antes. En ese sentido, si uno habla de un perfil de egresado, está hablando de alguien que debe ser capaz de reconocer la importancia de los temas sociales, para sí mismo y para su entorno.

Sobre el nuevo programa del College UC

¿En qué consiste el sistema educativo del College?

Es un programa innovador en el sistema educacional chileno y es el único de su tipo en Latinoamérica. La persona no solo entra a un programa de estudios generales, sino que puede navegar al interior de la universidad, tomar distintas disciplinas y combinarlas de diversas maneras. Las ramas son tres, de ciencias naturales y matemáticas, artes y humanidades y ciencias sociales. Por ejemplo, un estudiante puede hacer un major en derecho y un minor en economía, terminando como abogado especializado en economía.

¿Cuáles eran las deficiencias que esperaban cubrir con este programa?

En Chile se obliga a los jóvenes de 18 años a escoger una carrera que será para toda su vida y en muchos casos la escogen bien, pero hay otros que no. La transformación propia de la experiencia universitaria también se puede dar gracias a los talentos y vocaciones de cada uno. Por otro lado, se reconoció que el mundo laboral no está recibiendo el tipo de egresado que realmente necesita. La mayor parte de los problemas del mundo contemporáneo son multidisciplinarios e interdisciplinarios y la formación en una sola área no prepara a la persona para que pueda trabajar con personas de otras disciplinas. Si la experiencia de la universidad es de reflexión, transformación, reconocimiento y definición de la identidad de cada cual, es obvio que los seres humanos somos un problema multidisciplinario y si vamos a trabajar sobre nosotros mismos, debemos tener herramientas de diversas disciplinas y por eso es todo el sentido de College.

El Perfil

Nombre: Tomás Chuaqui

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.