Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

Nelson Mandela y el nuevo reto de Sudáfrica

El internacionalista de la PUCP, Oscar Vidarte destaca la dimensión de estadista y demócrata en la construcción de la nación saudafricana.

  • Óscar Vidarte
    Profesor del Departamento de Ciencias Sociales

Nelson Mandela puede ser recordado como el joven que formó parte de la difícil lucha por los derechos de una mayoritaria población negra en Sudáfrica a mediados del siglo XX, llegando incluso a conformar el brazo armado del Congreso Nacional Africano, en un contexto de mucha violencia. Pero también es aquel, que luego de 27 años en la cárcel, va a anteponer los intereses de su país, por sobre aquellos intereses grupales que podían ser producto natural de décadas de represión.

En otras palabras, si gran parte de la población blanca pudo haber pensado que su ascenso al poder iba a significar el inicio de la venganza (al mejor estilo de Zimbabue), esto no sucedió, por el contrario, Mandela busco por todos los medios unir al país. Asimismo, no aprovechó el cargo y su prestigio para enquistarse en el poder, tal y como se ve en muchos países de dicha región. Luego de un periodo de gobierno, en 1999 cedió la posta a otro presidente, aspecto fundamental para la construcción de la democracia sudafricana.

En esta nueva era post-Mandela que recién comienza, Sudáfrica tiene grandes problemas por solucionar. El apartheid terminó, pero todavía existen marcadas diferencias sociales. La desigualdad entre negros y blancos sigo siendo importante. Este es el nuevo reto de Sudáfrica.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.