Ciencias e Ingeniería,Universidad
Video

Aniversario de los satélites peruanos: el testigo de excepción

Este 21 de noviembre se cumple un año del lanzamiento de los satélites PUCP, construidos por el Instituto de Radioastronomía (Inras-PUCP), dirigido por el doctor Jorge Heraud. Juan Jave, ingeniero electrónico egresado de la PUCP y exintegrante del Inras, trabajó en la construcción de los satélites, estuvo presente en su integración en Roma y fue testigo de excepción de su lanzamiento en Rusia. Desde Italia, país donde radica actualmente, nos contó su historia vía correo electrónico.

Autor: Luis Yáñez | Fotos: Archivo personal

“El lanzamiento ha sido exitoso, se ve el cohete despegando desde la base de Yasny. El día está muy claro, la órbita está muy buena. Se escucha recién la onda sonora. Un saludo a todos ustedes muchachos, felicitaciones al Inras”, dice el Ing. Juan Jave mientras sujeta una bandera peruana.

Es el 21 de noviembre del 2013 y mientras sus colegas del Instituto de Radioastronomía de la PUCP se amanecen en Lima siguiendo las incidencias de esta hazaña a la distancia, Juan viajó hasta Rusia para cumplir un sueño personal: asistir al lanzamiento del PUCP-Sat 1 y del Pocket-PUCP, los dos primeros satélites peruanos, hechos y probados en nuestra Universidad.

Trabajando para el satélite

La vinculación entre Juan y el Inras es de larga data. Cuando era estudiante de la Especialidad de Ingeniería Electrónica, participó de las reuniones mensuales del Grupo de Radioastronomía de la PUCP, agrupación anterior a la formación del Instituto. En esos encuentros, conoció al Dr. Jorge Heraud, quien fue su asesor de tesis y jurado. En el 2011, Juan volvió a la Universidad y se integró al proyecto satelital del INRAS.

“Mi trabajo consistió en la construcción de la estación de rastreo satelital, que movería la antena siguiendo la posición del satélite durante sus pases a través del cielo peruano. Asimismo, apoyé a Jhonnell Fernández en parte del diseño de carga de paneles solares del Pocket-PUCP, quien junto a Neils Vílchez y Rafael Vílchez eran parte del equipo encargado directamente de la construcción de los satélites”.

Interesado en abrir sus horizontes, Jave decidió realizar una especialización en el extranjero y postuló a una Maestría en Ingeniería Energética en el Politécnico de Milán (Italia), la cual se encuentra próxima a terminar.

Encuentro en Italia

Por esos giros del destino, los caminos de Juan y del Inras se cruzaron nuevamente. El Instituto decidió que el lanzamiento de los satélites PUCP se realizaría a través del Grupo Gauss, una de las pocas empresas en el mundo que brinda este servicio. En octubre del 2013, el Dr. Heraud y el Ing. Vílchez viajaron a Roma para la integración del PUCP-Sat 1 al Unisat-5, microsatélite italiano que a su vez funcionaría como plataforma de lanzamiento en órbita para satélites pequeños.

“Nunca perdí el contacto con el Inras y cuando supe que venían, fui a esperarlos al aeropuerto. Mi encuentro con ambos fue muy agradable”, recuerda Jave. Durante su estancia, contemplaron la posibilidad de que Juan, en representación del Inras-PUCP, se integre al equipo del Grupo Gauss que viajaría a Rusia en noviembre a presenciar el despegue del cohete Dnepr, que transportaría los 32 satélites que formaban parte de su misión a órbita baja terrestre.

Como una suerte de matrioska rusa, un satélite llevaría en su interior otro más pequeño. El cohete Dnepr albergaría como satélite secundario a la lanzadera italiana Unisat-5, que a su vez contenía al PUCP-Sat 1, el cual alojaba al Pocket-PUCP durante 15 días antes de liberarlo en el espacio.

DSCF0737

El Ing. Juan Jave con la bandera peruana en Yasny (Rusia). Al fondo, se observa la estela que dejó el cohete Dnepr cuando despegó con los satélites peruanos, el 21 de noviembre del 2013.

 

Viaje a Rusia

Ingresar a territorio ruso resulta más engorroso para los italianos que para los peruanos, debido a un convenio bilateral que nos exime de la necesidad de tramitar una visa. Juan pudo comprar sus boletos con antelación pero al contrastar su cronograma con el planteado por el equipo italiano a pocos días del despegue, notó que no había coincidencias. Iría por su cuenta.

Tras organizar la logística del viaje, Juan hizo una pausa a sus estudios y junto a su enamorada peruana partió rumbo a Orsk, ciudad de los Urales rusos que alberga el aeropuerto más cercano al cosmódromo. Eran las 10 a.m. y su vuelo de retorno a Italia estaba programado a las 5 p.m. Tenía solo siete horas disponibles para ir y regresar de Yasny y el viaje en bus le tomaría seis.

Fue así que se dio inicio a una carrera contra el tiempo: Del aeropuerto de Orsk viajaron en camioneta rural hacia la estación de buses y abordaron un vehículo rumbo a Yasny. Llegaron a la 1 p.m., diez minutos antes del despegue.

“Buscamos cerca de la estación de bus un descampado con vista a la dirección del cosmódromo y nos preparamos para el lanzamiento. Mi enamorada había llevado la bandera del Perú y la colgó de un poste. Grabamos en video y fotografiamos todo lo que pudimos. Era la primera vez que yo veía un cohete y el saber que el PUCP-Sat 1 y el Pocket-PUCP estaban yendo al espacio, fue espectacular”, responde Jave.

Si quieres saber más sobre los Satélites PUCP, puedes asistir a las charlas: Aniversario del Satélite (jueves 20 de noviembre a las 12 p.m.) y ¿Cómo hacer un satélite, puedo hacerlo en casa? (jueves 20 de noviembre a la 1 p.m.). Ambos contarán con la participación del doctor Jorge Heraud, director del Inras, y serán en el Aula Polivalente del aulario.