Ciencias e Ingeniería
Noticia

Viviendas sismorresistentes a base de tierra

Decir que construir con tierra es poco seguro parece lógico y obvio. Pero, contrario a lo que se cree, el Departamento de Ingeniería de la PUCP, de la mano del ingeniero y docente Julio Vargas Neumann, ha desarrollado módulos de viviendas hechos a base de tierra, los cuales han podido soportar sismos de mayor proporción a los ocurridos en Arequipa a inicios de año.

Autor: Nancy Vargas | Fotos: Alex Fernandez

El 14 de enero pasado, un sismo de 6.8 en la escala de Richter interrumpió la cotidianidad de los habitantes de Caravelí. El sismo, que afectó principalmente al departamento de Arequipa, dejó 103 heridos, dos muertos y decenas de damnificados. Los medios de comunicación informaron que el sismo ocasionó el derrumbe de alrededor de 20 casas hechas de adobe. Debido a las pérdidas humanas y materiales, el jefe de Estado se acercó a la zona, donde evaluó el daño. Fue entonces cuando hizo un pedido a la población: “Por favor, no construyan ese tipo de casas, ya que son muy vulnerables».

Al respecto hablamos con Julio Vargas Neumann, investigador y docente del Departamento de Ingeniería de la PUCP, quien ha desarrollado numerosas investigaciones relacionadas con la construcción de viviendas con tierra y es uno de los responsables de un proyecto que apuesta por la construcción de viviendas sismorresistentes.

«Lo cierto es que la construcción con tierra es y ha sido muy común en Sudamérica, ya que los materiales con los que las personas construyen suelen ser  los que tienen a su alrededor», nos dice. Vargas Neumann precisa que quienes construyen con tierra usualmente son autoconstructores e informales. Además, muchas veces, las personas “no piden permiso porque los municipios de los pueblos no tienen un departamento de obras que apruebe la construcción”, precisa.

Por ello, el ingeniero considera que pedir que no se construya con tierra oculta una falta de conocimiento respecto al problema real. Lo que se debe hacer es enseñar a la población a construir mejor, con los materiales y las posibilidades que tienen a su alcance. “Las casas se cayeron por falta de conocimiento técnico, tenemos que invertir en enseñar, integrar y ayudar a las personas”, comenta el docente.

Conocimiento ancestral

El modelo de viviendas a base de tierra que ha desarrollado el Departamento de Ingeniería de la PUCP ha podido soportar el daño producido por un sismo de grandes proporciones y ha dejado la construcción casi intacta. «Los modelos se han creado inspirados en una tecnología usada cinco mil años atrás en las pirámides de Caral, las cuales se mantienen en pie hasta el día de hoy», explica.

La cultura Caral había descubierto que usar bolsas hechas de soguillas de ichu rellenas con piedras servía como base para la construcción de sus pirámides, ya que disipaba el movimiento sísmico y evitaba los derrumbes. Estas bolsas, denominadas shicras,  “actúan de forma tal que permiten que las piedras se muevan entre sí pero que no se desparramen”, precisa el especialista. Este conocimiento fue difundido a través de la tradición oral a lo largo de 400 km de la costa. El ingeniero afirma que estas bolsas se han encontrado desde el sur de Lurín hasta el norte del río Casma.

Vargas Neumann, en compañía de los ingenieros Carlos Iwaki y Álvaro Rubiños, estudiaron las pirámides de Caral por año y medio, y descubrieron que podían usar una técnica similar en los modelos que construían ya que las shicras, al controlar la energía sísmica que trae el terremoto, pueden hacer que la edificación se comporte como si hubiera recibido un sismo muy leve. “Probamos los modelos de casas de adobe con base de shicras en una mesa vibradora que simula terremotos y los resultados fueron increíblemente positivos. Con los terremotos ampliados, ni siquiera se rajaba significativamente la casa de tierra”, indica el ingeniero. Vargas Neumann considera que, gracias a la investigación y a la tecnología sobre el refuerzo en tierra, “no solamente se va a evitar las pérdidas humanas sino que también es probable que disminuyan, significativamente, los daños materiales”.

Ventajas de la construcción con tierra

Las casas construidas que usen como guía el modelo desarrollado por el Departamento de Ingeniería PUCP serán mucho más resistentes, y, además de eso, son tan sencillas de construir que pueden ser hechas por las mismas personas que luego las habitarán. Además, el ingeniero afirma que las casas hechas de tierra cuentan con diversas ventajas frente a las que tienen concreto.

Primero, el costo. El ingeniero precisa que, al construir con materiales locales, el costo es mínimo. “No te cuesta trasladarlos. La tierra ni siquiera la compras, la sacas de alrededor de la casa y construyes”. Los otros materiales que se usan son piedras, contenidas en las shicras, y unas soguillas sintéticas con las que se envuelven los muros y que se pueden encontrar en cualquier ferretería en todo el país.

Por otro lado, los muros de adobe tienen una capacidad de inercia técnica, lo que es perfecto para las personas que viven en zonas donde deben soportar temperaturas entre -15° y 30° en un mismo día. “Los muros de tierra son anchos, por lo que al recibir el calor del sol se van calentando durante el día, en la noche el cuarto ya está caliente, duermes y al día siguiente está frío de nuevo debido a la temperatura de la noche”. Vargas Neumann sostiene que “otros materiales no sirven, este sí y es casi el único que lo hace, además es barato, gratis y accesible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

5 comentarios

cristian ramirez

excelente aporte a la ingenieria civil

Responder

Judith

Efectivamente, esta tecnología ancestral debe rescatarse, mejorarse y poner al acceso de la gente rural que se adapta perfectamente a su modo de vida, sobre todo por las condiciones climáticas; son tiempos donde nuestra convivencia tiene que ser más amical con el ambiente. Es aconsejable que en zonas de altura, demasiado frías, se construyan casas de adobe o tapial lejos de hacerlo con bloquetas de cemento, que tornan las noches insoportables por el frío o muy caras por el uso de calefacción..

El problema es que hace muchos años se ha trabajado diversas tecnologías de construcción antisímicas pero no se ha masificado su uso, por tratarse de no convencional se lo relega, salvo algunos proyectos. Se debería trabajar con los GL, ellos deben invertir en educación, enseñar a los albañilees locales , de éste modo además se estaría contaminando menos al ambiente.

Responder

renzo fiol

tengo interés de contactar con ustedes n especial con ing Julio Vargas Neumann

Responder

KATHERINE M.L.

Excelente aporte e información, ahora solo falta difundirlo a nuestros hermanos de toda las provincias, y también ver los detalles de la construcción.

Responder

Doris Renata Teodori de la Puente

Excelente información. Valiosisimo para la gestión de riesgo de desastres. Felicitaciones al profesor Vargas Neumann.
Se debe difundir mucho este proyecto, pienso que se podría aplicar para las escuelas.

Muy atentamente
Renata Teodori
Docente
Ex-jefa de la Oficina de Defensa y Gestión de Riesgo de Desastres-ODENAGED. MINEDU

Responder