Comunidad PUCP, Ingeniería, PuntoEdu, Universidad
Noticia

Tras las huellas de un sismo

El pasado 26 de mayo, un terremoto de 8 grados (Mw) sacudió la selva peruana. Días después, un equipo de la Sección de Ingeniería Civil de la PUCP viajó hacia las zonas más próximas al epicentro para elaborar un reporte de daños. Aquí, te contamos cómo se realizó esta investigación.

Autor: Fiorella Palmieri | Fotos: Fernando Criollo

Hubo una zona donde el agua empezó a salir del suelo, entonces la gente se asustó y se refugió en canoas por el temor a que se inunde su centro poblado, lo que puede ocurrir muy rápido luego de un sismo”, cuenta Joao Rengifo. Como ingeniero asistente del Laboratorio de Mecánica de Suelos de nuestra Universidad, fue parte de un equipo de la Sección de Ingeniería Civil, liderado por algunos de sus profesores, que viajó a las localidades de Yurimaguas, Tamarate y Lagunas, en Loreto; y Lamas Wayku, en la región San Martín, luego del terremoto de 8 grados (magnitud de momento) que se produjo a las 2:41 a.m. del domingo 26 de mayo.

Los ingenieros Mauricio Gonzales y Jesús Carpio, docentes del Departamento Académico de Ingeniería, fueron también parte de este equipo. Junto con Rengifo, inspeccionaron durante cuatro días —del 30 de mayo al 2 de junio— las zonas afectadas por el terremoto, cuyo epicentro fue a 60 km de Lagunas, localidad de la provincia loretana de Alto Amazonas. El objetivo del viaje fue elaborar un reporte de las ocurrencias geotécnicas y daños estructurales ocasionados por este sismo, que en 60 segundos dejó un muerto, cerca de 2,500 afectados, vías colapsadas, y peligro de inundaciones y derrumbes.

Algunos hallazgos considerados en el informe final son el daño medio en edificaciones recientes de albañilería confinada y de concreto armado, el buen desempeño de estructuras de madera, el daño en edificaciones antiguas de tapial y en albañilería sin confinamiento, y la licuación de suelos.

“En terrenos más cercanos a ríos, que son un poco más blandos, podría ser adecuado construir con madera. En zonas más altas, sí se puede construir con concreto u otros materiales”, dijo Jesús Carpio. Para Mauricio Gonzales, lo más retador de la experiencia fue identificar claramente los patrones de daño. “Lamentablemente, en el lugar, hay mucha construcción informal y no es fácil determinar si aquello que se cayó estuvo bien o mal construido. Tuvimos que recorrer grandes áreas a pie y en poco tiempo”, explicó.

SISMO EN LA SELVA

Debido a su cercanía a las placas Sudamericana y de Nazca, en el océano Pacífico, la costa es más vulnerable ante los sismos de gran magnitud. Sin embargo, ¿cuáles son las características de un sismo en la selva peruana? Según el informe presentado, el sismo en Lagunas se produjo por el choque entre las placas “a una profundidad aproximada de 135 km”.

“Si un sismo es superficial, es más peligroso. Cuando son sismos intermedios o profundos, pueden tener una magnitud muy elevada, pero el impacto es menor. El terremoto de Pisco fue superficial y el de Lagunas fue de profundidad intermedia”, dice el Dr. Nicola Tarque, coordinador de Investigación del Departamento de Ingeniería. Él es uno de los editores del informe del sismo en Lagunas, junto con los docentes Rafael Aguilar, Sandra Santa Cruz, Antonio Montalbetti y Jorge Zegarra, quien explicó que la zona afectada por este terremoto está identificada “como la de mayor actividad sísmica de la selva”.

“Desde el punto de vista de la ingeniería civil en el Perú, es fundamental analizar la ocurrencia de sismos y estudiar los daños producidos, porque nos permite actualizar las normas de análisis sísmico y diseño en albañilería, concreto, madera y adobe”, añadió el Dr. Rafael Aguilar, coordinador de la Sección de Ingeniería Civil.

El informe sobre daños del terremoto Lagunas 2019 está disponible en el Facebook page del Departamento de Ingeniería – Sección Ingeniería Civil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.