Letras y humanidades
Noticia

El Estado peruano condecora al Dr. Peter Kaulicke

El Estado peruano le otorgó la condecoración de la orden "Al mérito por servicios distinguidos", en el grado de "Gran oficial", al Dr. Peter Kaulicke, docente de la especialidad de arqueología, por su enorme contribución al conocimiento de nuestras culturas prehispánicas.

Autor: Oscar García | Fotos: Tatiana Gamarra

El Dr. Peter Kaulicke, docente del Departamento de Humanidades y fundador de la Especialidad de Arqueología, recibió la condecoración de la Orden “Al mérito por servicios distinguidos” en el grado de “Gran Oficial” del Estado peruano. La resolución suprema que la concede, firmada por el presidente de la República Martín Vizcarra, y el ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, realza “su importante labor científica y de investigación respecto de las culturas peruanas prehispánicas”, así como “su apoyo al enriquecimiento del intercambio académico y cultural entre el Perú y Alemania”.

La ceremonia de condecoración se realizó el pasado 30 de octubre en el palacio Torre Tagle. Allí el propio canciller del Perú, Néstor Popolizio, le entregó la Orden y posteriormente ofreció unas palabras de homenaje. Después, el Dr. Kaulicke brindó un discurso de agradecimiento. Al evento asistieron diversas autoridades, como el embajador de Alemania, Stefan Herzberg; el embajador del Perú en Alemania, Elmer Schialer; y el director general para Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Javier León.

PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Cuando era niño, Peter Kaulicke ya pensaba en esta parte del mundo. Recuerda que en su colegio leía relatos sobre la conquista del Nuevo Mundo. En 1971, vendría al Perú por primera vez como becario del Servicio alemán de intercambio académico. Aquí se integró al equipo de trabajo de la arqueóloga Josefina Ramos de Cox, en nuestra Universidad, y también participó en un proyecto internacional que investigaba los periodos líticos en la puna de Junín.

Volvió a Alemania para culminar su doctorado, pero en 1982 regresó al Perú antes de que se creara la Especialidad de Arqueología en la PUCP. Desde ese momento ha permanecido en nuestra Universidad como docente e investigador. “Considero que la especialidad se ha desarrollado bien. Tenemos varios egresados que ahora ocupan cargos importantes, como el actual viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Luis Felipe Villacorta”, comenta Kaulicke.

A lo largo de su carrera, se ha interesado por diversas líneas de investigación. Entre ellas se encuentran los orígenes de la civilización andina, la cultura Moche, la etnohistoria, la historia de las investigaciones –en especial el trabajo de su compatriota Max Uhle, de quien ha realizado valiosas traducciones–, así como la arqueología comparada, donde enfatiza el análisis del periodo formativo peruano en una perspectiva global. “Nadie debería especializarse demasiado, la arqueología aquí es tan diversa que hay que ser versátil”, comenta.

Estas investigaciones las ha plasmado en decenas de artículos y libros, además de fundar y editar el Boletín de Arqueología PUCP hasta el número 15. “Lo que más me interesó era publicar. Pero no por interés personal, sino pensando en que los estudiantes necesitan literatura para sus cursos”, añade.

Si bien el Dr. Kaulicke cuenta con una larga trayectoria, no se queda en el lugar consolidado que ostenta. Siempre está en búsqueda de ir más allá en el campo académico de la arqueología. Por el lado de la investigación, tiene la idea de reanudar aquellos trabajos iniciáticos de la década de los 70, ahora con más recursos. En cuanto a la PUCP, planea fomentar la cooperación con la Universidad de Sao Paulo y organizar un próximo congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.