Derecho
Noticia

El legado del jurista y maestro Héctor Fix-Zamudio

El destacado constitucionalista mexicano nos dejó recientemente a los 96 años. En su carrera, destaca el haber sido, en dos períodos, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como su faceta de docente e investigador. Asimismo, fue profesor invitado en nuestra Maestría en Derecho Constitucional y recibió el título de doctor honoris causa por la PUCP.

Autor: Oscar García Meza | Fotos: Archivo personal
El legado del jurista y maestro Héctor Fix-Zamudio

El reconocido jurista y constitucionalista Héctor Fix-Zamudio falleció el miércoles 27 de enero a los 96 años. En su notable trayectoria, destaca el haber sido presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los períodos de 1990 a 1993 y 1995 a 1997, además de director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Su línea de investigación principal aborda la reflexión sobre la protección de los derechos fundamentales y constitucionales de las personas en América Latina”, menciona la Dra. Elena Alvites, directora de la Maestría en Derecho Constitucional de nuestra Universidad. “Distintas generaciones y grandes figuras del derecho se refirieron a él como el maestro. Ha sido, durante mucho tiempo, el jurista mexicano vivo más prestigioso del mundo”, enfatiza el Dr. Francisco Eguiguren, docente de nuestro Departamento de Derecho.

En mayo del 2001, la PUCP le dio el título de doctor honoris causa. “Para instaurar la democracia, no solo como forma política sino como medio de vida, necesitamos personas comprometidas que aporten inteligencia, perseverancia y conocimiento. El doctor Héctor Fix-Zamudio, cuya figura ha sido convocada para ser honrada, encarna estas altas cualidades en sus múltiples facetas de pensador, maestro y magistrado”, señaló durante la ceremonia el Dr. Salomón Lerner, rector en ese momento de nuestra Universidad.

Doctor honoris causa por la PUCP

Nuestra Universidad recibió la visita de Fix-Zamudio en varias oportunidades. Fue docente invitado en la Maestría en Derecho Constitucional, y también participó en diversos congresos y eventos académicos. “Sencillo, amable, austero, abocado al trabajo intelectual y a la formación”, lo recuerda Eguiguren, quien lo conoció personalmente.

En mayo del 2001, la PUCP le dio el título de doctor honoris causa. “Para instaurar la democracia, no solo como forma política sino como medio de vida, necesitamos personas comprometidas que aporten inteligencia, perseverancia y conocimiento. El doctor Héctor Fix-Zamudio, cuya figura ha sido convocada para ser honrada, encarna estas altas cualidades en sus múltiples facetas de pensador, maestro y magistrado”, señaló durante la ceremonia el Dr. Salomón Lerner, rector en ese momento de nuestra Universidad.

Su vocación de maestro e investigador es su gran legado. Todo ello lo combinó con una faceta más pública, donde resalta su presencia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo, fue uno de los grandes impulsores del derecho procesal constitucional y el sistema interamericano de DD.HH.».

Dr. Francisco Eguiguren

Docente del Departamento de Derecho

Por su parte, en su discurso de agradecimiento, Fix-Zamudio manifestó: “Considero excesivo el título de doctor honoris causa que me ha conferido la PUCP pero lo recibo con humildad, ya que en realidad no lo puedo considerar solo como una distinción personal, sino que también corresponde a mis colegas del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM”.

La maestría que dirijo lamenta su partida pero nos quedamos con lo que significó su apuesta por la investigación, la academia y la teoría constitucional de protección de derechos que mira la realidad latinoamericana».

Dra. Elena Alvites

Directora de la Maestría en Derecho Constitucional

El Dr. Héctor Fix-Zamudio fue presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los períodos de 1990 a 1993 y 1995 a 1997.

Eterno legado

El fallecimiento de Fix-Zamudio es una gran pérdida para la comunidad jurídica; sin embargo, nos deja su obra y enseñanzas, las cuales sin duda perdurarán. “Su vocación de maestro e investigador es su gran legado. Todo ello lo combinó con una faceta más pública, donde resalta su presencia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo, fue uno de los grandes impulsores del derecho procesal constitucional y el sistema interamericano de DD.HH.”, enfatiza Eguiguren.

“La maestría que dirijo lamenta su partida pero nos quedamos con lo que significó su apuesta por la investigación, la academia y la teoría constitucional de protección de derechos que mira la realidad latinoamericana”, manifiesta Alvites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.