Papa Francisco: una iglesia con rostro amazónico

El papa Francisco busca encontrar nuevos caminos para la evangelización y proponer soluciones a la crisis que enfrenta la Amazonía. Hoy, dos documentos importantes se desprenden del Sínodo de la Amazonía. El R.P. Fernando Roca, director académico de Relaciones con la Iglesia, nos ayuda a comprenderlos.

Fotos: Ilustración: Augusto Patiño

En octubre del 2017, el papa convocó el Sínodo sobre la Amazonía, cuyo objetivo fue encontrar nuevos caminos para la evangelización, particularmente para los pueblos indígenas. Estas comunidades han sido “muchas veces olvidadas”, mencionó el Santo Padre, a causa de la crisis medioambiental que atraviesa aquella región.

En la misma línea, en octubre del año pasado, se llevó a cabo la Asamblea Sinodal para la Amazonía en la Ciudad del Vaticano. “Lo particular de este sínodo amazónico es que es la primera vez que está dedicado a un territorio geográfico. Ha sido un gran trabajo que ha articulado la labor de la Iglesia católica en la Panamazonía”, explicó el R.P. Fernando Roca, director académico de Relaciones con la Iglesia.

Voces por el cambio

Para este evento, se dividió al público en tres categorías: padres sinodales, auditores y expertos.

Los primeros estaban conformados por todos los obispos de los países amazónicos. También participaron los obispos de territorios en donde podrían aplicar las distintas estrategias planteadas en la reunión. Además, se tomó en cuenta la participación de pastores pertenecientes a otras iglesias y creencias, como evangélicos, budistas, etc. Todos ellos podían dar su voto en los distintos acuerdos que se promulgaron y a compartir sus opiniones.

En el segundo grupo, se encontraban aquellos que habían sido invitados a participar por desempeñar labores vinculadas con la Amazonía, como laicos, religiosos, representantes indígenas, etc. Aquellos pudieron debatir y compartir sus apreciaciones, pero no votar.

Finalmente, estaban los expertos, quienes recibieron la información compartida en el Sínodo. Ellos no podían intervenir en la Asamblea ni votar, pero enviaban sus opiniones y comentarios tanto a pedido de los padres sinodales como en los trabajos en grupo que se realizaron durante ciertos tiempos del Sínodo. Trabajaron también en la redacción del documento sinodal”.

Autoridades PUCP participan en el Sínodo Amazónico presidido por el papa Francisco en el Vaticano

Documentos eclesiales

El Sínodo se consolidó como un gran proyecto eclesial, cívico y ecológico. Esta gran asamblea buscó redefinir las líneas pastorales a los tiempos contemporáneos. A su vez, como parte de los contenidos trabajados, se destacaron el documento sinodal y la exhortación sinodal.

La Iglesia tiene que pasar por una conversión, lo que supone nuevos caminos en lo ambiental, en lo cultural, en lo pastoral y en lo sinodal”.

El primero es un documento oficial aprobado por el papa y que cumple como acta de los temas trabajados a los largo de las reuniones. Por otro lado, la exhortación sinodal titulada Querida Amazonía es un documento complementario, constituido por diversas reflexiones que el Santo Padre ha realizado en función de lo compartido. “El papa tiene una visión del trabajo de la Iglesia en la Amazonía. Esta tiene que pasar por una conversión, lo que supone nuevos caminos en lo ambiental, en lo cultural, en lo pastoral y en lo sinodal. Es decir, una nueva forma de ser Iglesia mucho más acorde con los tiempos, más horizontal”, explicó el sacerdote.

“Cabe destacar que, dentro de la exhortación, el papa comparte cuatro sueños para la Amazonía, en los cuales habla de la ecología integral que se define como una visión de la ecología tradicional pero integrando las perspectivas de lo social, económico, religioso y de desarrollo humano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.