Imágenes poéticas

Reconocido por su obra literaria, la fotografía de José María Eguren es igual de sugerente y potente. Por primera vez se exponen más de cien imágenes suyas inéditas, pertenecientes al Instituto Riva-Agüero, en la muestra “La imagen infinita. Eguren, fotógrafo”, que va hasta el 22 de septiembre en el MALI.

Autor: Oscar García Meza | Fotos: Héctor Jara

Al ingresar a la exposición “La imagen infinita. Eguren, fotógrafo”, encontrarás una serie de minifotografías de unos 2 cms. Si te acercas a ellas, tendrás la impresión de que reconoces a personas, paisajes de Lima antigua, un perro, el mar, autorretratos.

Más que verlas, sentirás que las vislumbras. ¿Acaso la imposibilidad de visualizarlas perfectamente sea un rasgo importante en la poética de la imagen de Eguren?  “Su estilo fotográfico ya está maduro en estas más de cien instantáneas inéditas”, comenta Sebastián Pimentel, uno de los curadores de la muestra y docente de nuestra Universidad.

Visión fotográfica

En las diferentes facetas artísticas que cultivó, José María Eguren no buscaba el realismo. A grandes rasgos, aquella no era una tarea difícil de afrontar en la poesía, donde el lenguaje es más simbólico, ni con la pintura, que incluso en un lienzo grande puede ser difusa. Sin embargo, ¿cómo hacerlo en la fotografía, que se inclina más por la reproducción de lo real? La solución que encontró fue miniaturizar sus fotos.

Las pequeñas imágenes de la exposición nos hacen contemplar y profundizar en algo que, en cierta medida, se nos escapa. Generan lo opuesto a la mirada rutinaria y utilitaria que tenemos en la vida cotidiana. “La cercanía implica no ver realmente, como en las inmensas vallas publicitarias. Eguren considera que la imagen excesivamente clara y visible es una caricatura y un cliché que no propicia mayor pensamiento”, sostiene Pimentel.

Para evitar esto, Eguren busca en sus fotos un efecto de lejanía. “La imagen que sí transmite sentimientos y te permite conocer realmente algo es aquella que no es tan próxima”, comenta Pimentel. Además, juega con la ambigüedad. “Sus imágenes están en el límite de lo fantasmagórico y lo real. Las ves pero no puedes poseerlas completamente”, añade.

En ese entrever, se percibe una gran frescura y espontaneidad. “Esa era la imagen ideal de Eguren, porque lo posado sería artificial, forzado. Buscaba que sus fotos tengan un hálito de vida”, comenta Pimentel. Aquellas instantáneas las tomó con una cámara obscura que él mismo construyó. Se trata de un aparato sofisticado de hechura artesanal, a la cual le colocó un lente para conseguir una mayor luminosidad en la captura.

Artista de la imagen

Por el estilo de sus fotografías, a Eguren se le ha emparentado, erróneamente, con el pictorialismo de fotógrafos como Edward Steichen o Robert Demachy. Según Pimentel, el artista peruano creó imágenes más sugerentes, potentes y misteriosas. “¿Por qué se insiste en esas historias eurocéntricas? Eguren es uno de los más grandes genios de la historia de la fotografía universal y nadie se ha dado cuenta”, señala.

Resulta, cuando menos, curioso que durante tanto tiempo no se haya investigado ni puesto en valor esa faceta artística de Eguren. Para subsanar esa omisión, por primera vez, se monta una exposición de la obra fotográfica del escritor. Se trata de “La imagen infinita. Eguren, fotógrafo”, realizada por el Instituto Riva-Agüero de la PUCP junto con el Museo de Arte de Lima (MALI). Además de Pimentel, el equipo curatorial está compuesto por Leny Fernández, Rodrigo Sarria (ambos del IRA – PUCP) y Ricardo Kusunoki del MALI.

En ella no solo se muestra la colección de Eguren que custodia  el IRA – PUCP, donado por su sobrina nieta Teresa Bérninzon de Eguren, sino también se puede apreciar una digitalización de su álbum de fotos, perteneciente a la Biblioteca Nacional del Perú. A fin de bridarle un mayor contexto, en la exposición también se exhiben cartas –entre ellas la que le mandó Manuel González Prada–, dibujos, pinturas, apuntes técnicos sobre fotografía, un video sobre su cámara y dos retratos hechos por su amigo Abraham Valdelomar.

“Se puede decir que Eguren es un artista total de la imagen. La trabajó de forma inventiva y genial con la palabra, la foto y la pintura”, comenta Pimentel. Esta exposición es una gran oportunidad de contemplar el sugerente y particular mundo del creador peruano.

Exposición “La imagen infinita. Eguren, fotógrafo”

Exposición “La imagen infinita. Eguren, fotógrafo”

Del 28 de marzo al 22 de septiembre Lugar: sala de fotografía del MALI (Paseo Colón 125, Lima) Horario: martes a domingo de 10 a.m. a 7 p.m. y sábado de 10 a.m. a 5 p.m. Ingreso al museo: S/15 (general) y S/5 (estudiantes, docentes, jubilados y personas con discapacidad)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.