Arquitectura y artes, Edición impresa, PuntoEdu
Entrevista

“Una de las fortalezas del Perú es que existen muchos lugares con sentido de comunidad”

Miho Mazereeuw, directora del Urban Risk Lab del MIT -una de las mejores universidades del mundo en el campo de la arquitectura-, llegó a Lima acompañada de un grupo de sus estudiantes para visitar escuelas, comedores y otros espacios en nuestra capital. Su misión: entender cómo utilizan las comunidades estas áreas, analizar sus estructuras y reunir propuestas para mejorar su infraestructura con estrategias de planificación innovadoras.

Autor: Sthefanny Carrión Cobarrubias|Fotos: Tatiana Gamarra
Miho Mazereeuw

Miho Mazereeuw

Directora del Urban Risk Lab del MIT

¿Cómo pensamos la resiliencia para los espacios colectivos?

Se trata de observar los espacios que las comunidades utilizan y hallar modos de diseñar métodos para trabajar con ellas, para que, en caso de que haya un terremoto o desastres en general, puedan estar preparadas. Se busca que el espacio en el que residen pueda resistir, sea evaluado, y tenga las características necesarias para un correcto habitamiento y evacuación.

¿Cuáles fueron sus actividades aquí en Lima?

Realizamos el workshop y trabajé con algunos estudiantes en sus tesis. Como parte de la investigación que llevamos a cabo, fuimos a escuelas y parques públicos, y buscamos entender los puntos focales de las comunidades; es decir, en ver dónde se reúnen. La idea es aprender de lo que las personas ya hacen aquí para prepararse. Nosotros no buscamos llegar y cambiar todo, sino que trabajamos con lo que ya existe para generar nuevas propuestas de mejora. Conmigo vinieron algunos estudiantes del MIT, quienes se quedarán más tiempo y con los que, a su regreso a Japón, discutiremos estas propuestas.

¿Cuál es el objetivo de esta investigación?

Es un trabajo que involucra a distintas partes del mundo. Nos gusta estudiar diferentes culturas y lo que cada una hace para prepararse ante los desastres. Hay que tener en cuenta muchas aristas, como lo que el sistema educativo plantea, lo que el gobierno planifica y lo que las comunidades proponen.

¿Cuáles son los proyectos en los que se enfoca su laboratorio del MIT?

Actualmente, estamos llevando a cabo varias investigaciones de manera simultánea en Haití, India, Japón, Chile y Estados Unidos. Trabajamos con las ONG de cada lugar o con el gobierno. Depende de cada espacio y el tipo de proyecto que se esté realizando. Sin embargo, siempre es importante que tengamos contacto con alguna universidad y comunidad local.

¿Por qué es tan importante ver el tema cultural en la arquitectura?

Creo que el tipo de interacción natural es diferente en cada lugar. La cultura, los problemas, la economía, hay variaciones muy marcadas por cada contexto. Creo que las aproximaciones deben ser distintas en cada uno de los casos porque en algunos lugares el gobierno está más presente que en otros o las políticas tienen más énfasis en la seguridad que otros. Debe haber una conexión entre ambos, pero lo principal es que se debe encontrar la mejor manera de generar impacto y ello se consigue realizando un estudio de cada lugar en particular. Por ejemplo, por el crecimiento de la urbanidad, en Lima se necesita tener mayor énfasis en la seguridad.

¿Cuál es una característica principal encontrada en la cultura peruana que permita redirigir el enfoque en temas arquitectónicos?

Una de las mayores fortalezas que tiene el Perú es que existen muchos lugares que cuentan con sentido de comunidad. Por ejemplo, visitamos una que tenía como pilar a una líder mujer, una madre que guía y está en la posibilidad de generar cambios por la cultura que tienen. Ella organiza y crea junto con su comunidad. Maneja la economía y se enfoca en la mejora de todos ellos como grupo. Esa fortaleza puede ser aprovechada para tener un mayor énfasis en cómo están viviendo las personas. Las relaciones de comunidad son muy fuertes y es algo muy importante para aprovechar en temas de urbanidad.

¿Y una debilidad?

Una debilidad sería que hay -en su mayoría- construcciones que no están pensadas con el enfoque de la seguridad. Es algo difícil de controlar, pues no hay un solo responsable. No se trata solo del gobierno, no es una responsabilidad única de la comunidad. Es un compromiso social, todos tenemos que ayudar y hay muchas aristas que se deben considerar.

El Perfil

Nombre: Miho Mazereeuw

Nacionalidad: japonesa

Trayectoria: profesora asociada de arquitectura y urbanismo en el MIT, y directora del Urban Risk Lab. Se ha desenvuelto en trabajos a gran escala territorial con interés en los espacios públicos y la experiencia urbana. Reconocida por su trabajo en la resiliencia a los desastres. Ha trabajado con grupos multidisciplinarios de investigadores para innovar en tecnologías, materiales, procesos y sistemas que buscan reducir el riesgo en espacios urbanos con el fin de aumentar la resiliencia de las comunidades locales.

¿Para que nos visitó?

Workshop “Espacios colectivos de resiliencia”:

Organizadores: FAU y Misti Perú (un convenio entre Concytec y el MIT como parte de la beca otorgada por el MIT y el Grupo Conurb, y gestionada por los arquitectos Luis Rodríguez Rivero y Miho Mazereeuw).