Educación a distancia
Entrevista

«En estos tiempos, es necesario poner énfasis en el desarrollo efectivo de las habilidades tecnológicas de los profesores»

Autor: Mayte González
Luis Peña

Luis Peña

Docente e investigador del Tecnológico de Monterrey

Conversamos con el docente Luis Peña, investigador del Tecnológico de Monterrey, quien participó en el equipo que realizó un estudio en alianza con el BID, donde se muestra un panorama previo a la pandemia y que da a conocer las impresiones de docentes sobre el uso de tecnologías digitales para el proceso de enseñanza-aprendizaje en las instituciones de educación superior de Latinoamérica.

¿Los profesores universitarios en AL estaban preparados para la educación virtual?

Hay una combinación curiosa porque el profesor está enterado y tiene el conocimiento de las TIC, pero no ha desarrollado aún las habilidades y las competencias. Los docentes perciben que no están preparados para un uso de las tecnologías digitales, lo que dificulta transitar de manera ágil hacia la virtualidad y creo que esto ha sido producto del proceso histórico que han vivido las universidades en AL. Estas han tenido que afrontar la incorporación de la tecnología como un componente adicional al proceso pedagógico y no como algo integral, en este sentido, no estaban listas para pasar a este modelo.

¿Cuál es la muestra y la distribución de docentes peruanos de universidades privadas y públicas que participaron en el estudio?

La encuesta incluye 800 participaciones de todos los países de AL. Para el caso de Perú, fueron 107, y la distribución fue de 45% para universidades públicas y 55% para las privadas. La convocatoria fue abierta a través la plataforma del Observatorio de Innovación Educativa y la encuesta fue anónima.

En Perú, 42% de los encuestados considera que la posibilidad de errores o fallos al usar tecnología digital en los cursos es un factor al momento de decidir usarla en su práctica docente; por otro lado, el principal propósito que le da a la tecnología es para fines de “comunicación con alumnos y colegas” (30%), y para “evaluación y retroalimentación de aprendizaje de los alumnos (27%).

La educación virtual no solo requiere habilidades informáticas, también un cambio pedagógico. ¿Qué perfiles docentes se adaptan mejor?

Detectamos dos componentes del perfil docente asociados al cambio pedagógico. El primero es contar con una plataforma de apoyo que le permita explorar, de manera segura, diferentes tecnologías desde el punto de vista técnico y educativo, y se necesita que el docente sea acompañado y cuente con espacios colegiados para discutir y descubrir nuevas oportunidades. El segundo tiene que ver con el diseño pedagógico, pues se deben abrir espacios para repensar el diseño del currículo y las experiencias de aprendizaje en general, para transitar a un modelo que integre de manera consciente la tecnología y la educación. En este sentido, se requiere un esfuerzo importante de docentes y directivos.

El perfil debe ser de apertura al cambio y a la innovación, y abierto a explorar nuevos usos de la tecnología en el proceso de enseñanza–aprendizaje y a la realidad que está viviendo el alumno. Evidentemente se requiere, además, un nivel de empatía y de energía muy alto, incluso mayor al que se demanda para el aula presencial. Es muy importante tener esa apertura y flexibilidad para probar cosas y aprender en el camino, incluso reaprender para olvidar ciertas cosas que funcionaban en lo presencial pero no en lo virtual.

¿Cuántos docentes peruanos han declarado haber recibido capacitación para la educación en línea?

El 55% de ellos respondió que hay un programa de capacitación en el uso de herramientas digitales, pero el 20% lo considera “poco efectivo” y 36% de los encuestados dice tener “poco” conocimiento sobre tecnología aplicable a su disciplina o cursos. En una de las preguntas que era abierta, lo que más se mencionó es que, además de una necesidad de capacitación en lo tecnológico, se necesita acompañamiento en el diseño pedagógico para integrarlo de una manera más eficiente.

Una gran dificultad para los profesores en el Perú es el acceso a Internet. ¿Qué otros problemas han identificado?

El acceso a Internet es importante no solo en Perú sino a nivel regional y es la principal dificultad detectada en cuanto a la incorporación de herramientas tecnológicas. Las universidades tienen el reto importante de ofrecer infraestructura en sus aulas e instalaciones para que pueda realizarse este ejercicio de manera eficiente, pero hay que tomar en cuenta también el contexto socioeconómico de los mismos docentes y estudiantes. En este sentido, la barrera de acceso de Internet debe atenderse de manera integral; por ejemplo, hay una diferencia marcada entre universidades privadas y públicas. Otro tema tiene que ver con el acceso a tecnologías de costo cero o bajo costo que dependen también del acceso a Internet y que se incorporen de manera adecuada. Otra barrera son las licencias, pues el software tiene un alto costo, y el que está libre no siempre es el más accesible y adecuado. 71% de los encuestados de Perú considera que el costo de estas licencias de tecnología digital es un factor que dificulta la implementación de tecnología digital en sus cursos.

¿Cuáles son los aspectos a tomar en cuenta en AL para preparar mejor a los docentes frente a este inevitable reto de la educación en línea?

La contingencia por la COVID-19 hizo patente que las instituciones de educación superior carecen de preparación para un cambio en los paradigmas del modelo educativo y que son desafiadas en su transformación digital: desde la asignación de recursos, acceso a Internet, desarrollo efectivo del profesorado en habilidades digitales hasta tener una visión clara del uso de tecnologías. En estos tiempos, es necesario poner énfasis en el desarrollo efectivo de las habilidades tecnológicas de los profesores, y es esencial crear condiciones que permitan a las universidades tener acceso a tecnologías educativas y desarrollar sus propias herramientas adaptadas a su realidad. Finalmente, considero que en este contexto y a futuro existe la oportunidad de ampliar la cobertura educativa mediante el desarrollo de educación en línea y semipresencial a través de las tecnologías digitales.

Cifras del estudio

52%

de profesores expresó no tener experiencia en cursos en línea.

64%

de los profesores encuestados conoce la tecnología asociada a su disciplina y tiene propósitos claros de uso, mientras que el 36% desconoce qué tecnologías están disponibles de acuerdo con su disciplina.

32%

de los profesores consideró que se sentía “poco” preparado para incorporar tecnología.