Psicología y educación
Entrevista

“El paciente con cáncer debe tratar de disfrutar de la vida y seguir adelante”

La psicóloga Lourdes Ruda explica la importancia de la salud mental en pacientes con cáncer, a propósito de los diez años de creación del Proyecto de psicooncología de la PUCP.

Autor: Delsy Loyola|Fotos: Tatiana Gamarra
Lourdes Ruda

Lourdes Ruda

Docente del Departamento Académico de Psicología de la PUCP

Sumado al hecho de que el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, el proceso para enfrentar este mal es uno de los más complicados. Por este motivo, la Mg. Lourdes Ruda, docente del Departamento de Psicología de nuestra Universidad, resalta la importancia del rol de la psicología en el control y la prevención de esta enfermedad. Ella fue una de las impulsoras del “Proyecto de posicionamiento de la psicooncología en el Perú” de la PUCP, que en febrero del 2019 cumplirá diez años.

¿Cómo surge el proyecto de psicooncología de la PUCP?
Nace porque los pocos que trabajábamos en el área vimos que no teníamos referentes, y que nuestro trabajo no tenía impacto. Las derivaciones de los médicos a pacientes al área de psicología eran muy escasas. No sé si había una actitud poco receptiva o de desconocimiento.

¿Cuál era el objetivo inicial?
Que se considere que el trabajo del psicólogo debe incorporarse a los espacios de trabajo interdisciplinario para el tratamiento del cáncer. Cuando hablamos de prevención, también aludimos a que se adopten estilos de vida más saludables. Es importante que los psicólogos seamos parte de ese proyecto.

¿Qué dinámica desarrollaron?
Decidimos invitar a los psicólogos de todas las instituciones de salud de Lima y a representantes de las universidades que tuvieran facultad de Psicología a reunirnos y, así, que cada cual comentara cuánto sabía. Realizamos jornadas anuales y, después de un tiempo, tuvimos un mapeo de lo que ocurría con una comprensión relativamente importante. Luego decidimos constituir un grupo formal y así nació la Asociación Nacional de Psicooncología del Perú (ANPPe).

¿Por qué se debe considerar a la psicología en el tratamiento de pacientes con cáncer?
Se reconoce que el paciente oncológico tiende a estar muy afectado por la enfermedad y, en ese sentido, es necesario que reciba apoyo psicológico emocional. El paciente con cáncer debe tratar de disfrutar de la vida y seguir adelante. La psicología aporta en la construcción de ese proceso de bienestar, de estabilización frente a la crisis.

¿En qué momento se debe incluir la dimensión psicológica en este tratamiento?
De manera constante. Los pacientes que son atendidos son los que ya llegan en un estado mucho más complejo en términos de salud mental, con un nivel de inestabilidad mucho mayor, y no debería ser así. Lo ideal sería atender problemas o desajustes naturales a una crisis de vida. De esta forma, tal vez habrían menos casos en los que los pacientes llegan a desarrollar trastornos.

¿Cuáles son los trastornos más frecuentes que se presentan en estos pacientes?
Se sabe que, por lo menos, el 30% de la población con cáncer puede desarrollar trastornos psiquiátricos básicamente ligados a la depresión y la ansiedad. Lo que ocurre cuando el paciente recibe el diagnóstico de cáncer es un desbaratamiento muy fuerte. El paciente suele entrar en shock profundo, porque la ecuación cáncer igual a muerte es muy potente. Esta reacción la tienen los pacientes, los familiares y la población, en general. Cuando uno escucha cáncer, se eriza. Ahí tenemos que ir modulando nuestra interpretación, no solo los pacientes, sino toda la población, y cambiarla por “el cáncer, cuando es detectado a tiempo, es curable”.

¿Cómo se desarrolla el tratamiento psicológico en pacientes con cáncer?
Cuando el paciente sigue un tratamiento activo, el psicólogo trabaja para darle recursos al paciente para que enfrente la enfermedad. Cuando el tratamiento deja de ser lo esencial, la persona ordena su experiencia, comienza a hablar de cómo se siente en relación al tratamiento, pero también se busca que hable sobre cómo está sintiendo su vida, sus relaciones, identificar si lo que está ocurriendo le exige renunciar a su trabajo, familia, espacios recreativos. Lo que uno intenta es que el paciente renuncie a la menor cantidad de cosas frente a la enfermedad.

Cerca de cumplirse diez años del proyecto, ¿en qué situación se encuentra la psicooncología en las instituciones de salud del Perú?
En Lima, las instituciones ya están incorporando este servicio, pero básicamente para la intervención a pacientes que ya tienen un diagnóstico de cáncer y que han comenzado a desarrollar un trastorno psiquiátrico. Puede ser porque el número de psicólogos contratados es mínimo para la magnitud de la población.

¿Qué acciones está realizando el Proyecto de psicooncología de la PUCP en la actualidad?
Desde hace tres años, la PUCP está centrada en la fase de regionalización y cada año hemos ido añadiendo una ciudad. Hemos trabajado en Arequipa, Trujillo, Huancayo, Iquitos y Lima. La idea es aticular el trabajo y definir metas y acciones en el corto y mediano plazo.