Letras y humanidades
Entrevista

“El desarrollo es acerca de las personas y lo que pasa en sus vidas”

Es una de las principales teóricas del enfoque de las capacidades, reconocida tanto por sus investigaciones personales como por su trabajo con el ganador del premio Nobel de Economía, Amartya Sen. La filósofa Martha Nussbaum visitó el Perú para participar en el congreso internacional Participación, Pobreza y Poder, organizado por la Asociación de Desarrollo Humano y Capacidades (HDCA) y llevado a cabo en la Católica. PuntoEdu conversó con ella.

Martha Nussbaum

Martha Nussbaum

Filósofa, especialista en Desarrollo Humano

¿En qué consiste el enfoque de las capacidades en el desarrollo humano?

Este enfoque busca responder una pregunta muy básica: ¿son las personas capaces de ser y desarrollarse en ciertas áreas esenciales para la calidad de vida tales como salud, educación, acceso a la política y participación, la habilidad para defender tu integridad física, oportunidad de empleo, entre otras?

¿En qué se diferencia este enfoque de otros?

Los acercamientos dominantes para medir el desarrollo se centran únicamente en el crecimiento del PBI per cápita, dejando de lado la diversidad de aspectos de la vida humana y la distribución; no se preguntan qué procesos de desarrollo se están llevando a cabo para los más pobres. El acercamiento desde las capacidades, en cambio, realmente se enfoca en las desventajas en particular; es acerca de las personas y lo que pasa en sus vidas.

Este enfoque plantea también el concepto de vida digna. ¿Qué es una vida digna?

Pienso que tenemos un concepto del ser humano como portador de cierta dignidad y no me refiero solo a los humanos, porque los animales, por ejemplo, tienen su propio tipo de dignidad. Hay ciertos tipos de vida, como la esclavitud, que no aportan a la dignidad que todo ser humano posee. El concepto de vida digna es muy vago e intuitivo. Creo que si pensamos de manera específica acerca de las condiciones reales en las que la gente a veces trabaja o vive, como las mujeres que están expuestas a la violencia doméstica, podremos entender mejor este concepto. Viene a nosotros naturalmente el pensar que eso no es lo correcto, ya que es una violación a la dignidad del ser humano.

Uno de lo aspectos más interesantes de este enfoque es que no solo presta atención a lo que las personas pueden recibir (salud, oportunidad de trabajo, etc.), sino también lo que pueden hacer. Es decir, su libertad de agencia.

Sí, creo que muchas personas del ámbito del desarrollo se centran solo en la satisfacción. Nosotros sabemos que la satisfacción no es lo único en la vida. Si tuvieras la opción de estar enchufado a una máquina y poder sentirte satisfecho, sin hacer absolutamente nada, no la tomarías. La agencia tiene una gran importancia en términos prácticos. Por ejemplo, si realmente vas a resolver el problema de la familia, tienes que generar trabajo para las personas, no puedes solo darle comida. Por otra parte, también pienso que la libertad de agencia tiene una importancia intrínseca, un valor en sí mismo.

¿Qué rol juega el gobierno en este acercamiento?

Desde mi punto de vista juega un rol central. Para mí, la razón de existir de los gobiernos es que deben garantizar algunos derechos básicos a la población. Pero, también es claro que los países pobres no pueden hacer esto sin ayuda, de modo que creo que las naciones ricas tiene una doble responsabilidad: en primer lugar con su propia gente y en segundo lugar con la redistribución.

En la lista de capacidades que elabora, incluye aspectos de nuestras vidas que otros enfoques no incluyen, como las emociones y el juego. ¿Por qué es importante prestarles atención?

Normalmente no son incluidos porque se les considera poco prácticos. Sin embargo, crear oportunidades para la recreación es una de las tareas prácticas de una política de trabajo. Límite de horas de trabajo, apoyo médico a la familia… todas son posibles para que la gente no solo vaya a trabajar, regrese a casa por la noche y nuevamente deba ir al trabajo, sino para que tenga un espacio en su vida para la recreación y el disfrute.

¿Y en el caso de las emociones?

Las emociones son de gran importancia para este enfoque. Las mujeres que sufren violencia doméstica no solo padecen dolor físico, sino también dolor emocional por el miedo en el que viven. Si no se toman en cuenta las emociones, no se puede identificar realmente el problema ni hacer los arreglos correspondientes.

¿Puede el Estado hacer algo para promover un desarrollo adecuado de nuestras emociones?

El Estado y el gobierno pueden hacer muchas cosas, como promover la participación política de las minorías. Esto hace que estas asuman una posición de dignidad ante la percepción pública, pero no cambia la conciencia de quienes los están oprimiendo; para eso debe diseñarse una política educativa. Una de las cosas que creo que Estados Unidos hizo correctamente en el combate contra el racismo fue asegurarse de que los niños pequeños entendieran, desde muy temprano, los sentimientos de los afroamericanos. Lo hicieron a través del teatro. Pequeños niños haciendo una pequeña obra en la escuela en la que alguien interpreta a Rose Parks en la parte trasera de un autobús; así aprenden con sus propios valores los sentimientos de esa subordinación. Pienso que hay que usar las artes y las humanidades en una manera más consciente.

¿Qué tan importantes son la educación y la participación política en un país con tantos retos como el Perú?

Pienso que son cuestiones muy importantes. La educación es la vía a cualquier otra oportunidad en la vida y te prepara para ser el tipo de ciudadano que puede interactuar con los demás; es realmente crucial. En cuanto a la participación política, la India es un excelente ejemplo: desde hace doce años tiene un muy buen programa con los gobiernos locales, donde un tercio de los puestos está reservado para las mujeres. Esto ha funcionado maravillosamente no solo para involucrarlas más, sino también para incrementar la demanda de educación femenina.


Entrevista: Verónica Uribe