21 de julio del 2017

¿Cómo saber si las universidades están haciendo bien su trabajo formando profesionales?

Flavio Figallo

Coordinador de la Dirección de Asuntos Académicos. Ex viceministro de Educación

En el Perú, se conoce poco de la relación entre la formación universitaria y el trabajo que desempeñan los egresados. Los planes de estudio se formulan, a menudo, respondiendo a esquemas foráneos o se copian directamente; son pocas las universidades que se preocupan por saber qué pasa con sus alumnos luego de que reciben el título.

Gustavo Yamada, en una publicación del 2014, calcula que el 40% de los egresados de las universidades trabaja en algo que no tiene que ver con lo que estudió.

La única manera de saberlo es conocer qué están haciendo sus egresados, si trabajan y/o estudian, si lo hacen en sus respectivas carreras, si lo que han aprendido les es útil y suficiente, conociendo sus ingresos iniciales y si se incrementan en el tiempo o si las organizaciones en las que trabajan están satisfechas.

Los estudios de egresados son un puente entre el mundo de la educación superior y el mercado laboral. Sirven para mejorar las propuestas educativas y la docencia, y lograr una mejor articulación entre las expectativas de los estudiantes y las de los empleadores. Nos ayuda a conocer cómo los egresados se desempeñan en los primeros años y lo que opinan sobre la formación recibida.

En el Perú, se conoce poco de la relación entre la formación universitaria y el trabajo que desempeñan los egresados. Los planes de estudio se formulan, a menudo, respondiendo a esquemas foráneos o se copian directamente; son pocas las universidades que se preocupan por saber qué pasa con sus alumnos luego de que reciben el título. La mayoría no tiene asociación de egresados, los encargados de la formación en cada carrera tienen muy poca relación con el mercado laboral y desconocen sus necesidades; la formación por competencias está en pañales.

Gustavo Yamada, en una publicación del 2014, calcula que el 40% de los egresados de las universidades trabaja en algo que no tiene que ver con lo que estudió (cifra semejante a la encontrada en México en 2002), mientras que, en la PUCP, solo un 19% de egresados considera que su empleo podría ser realizado por egresados de carreras no afines a la suya.

Desde el año 2014, la PUCP presenta, en la página web del Vicerrectorado Académico, los resultados del seguimiento censal, a los 2 y 5 años de egreso, a los exalumnos de nuestras más de 50 carreras. Esto es parte de lo que encontramos en las promociones de egresados de 2009 al 2013:

1. Más del 90% ha tenido experiencia laboral antes de egresar en el área de su especialidad. El 62% ya se encontraba trabajando al momento de egresar y un 26% adicional consiguió un empleo en menos de 6 meses.

2. Los egresados consideran que están por encima de las expectativas de sus empleadores; 78% se clasifica como sobreeducados.

3. El 70% considera que la PUCP es la mejor universidad en su especialidad; sin embargo, no todo es maravilloso, hay un conjunto de especialidades que requieren mayor atención, pues se han encontrado desajustes entre la formación otorgada y las competencias demandas en el empleo. Esta información es útil en los procesos de revisión periódica de los planes de estudio.

4. Finalmente, un hallazgo de estos estudios ha sido constatar que existen mercados distintos por agrupaciones de carreras; están las más orientadas al sector privado y al rubro de servicios, con un sueldo y horas de trabajo mayor; y otras carreras más orientadas a la formación y a la investigación.

Actualmente, la Sunedu, en cumplimiento de la Ley Universitaria, está trabajando en un sistema nacional de seguimiento de egresados, que permitirá comparar los logros de las distintas universidades y seguir mejorando. Entretanto, la PUCP participa en un esfuerzo del Consorcio de Universidades para comparar nuestros resultados y apoyar a otras universidades.

 

Calificar (2 votes, average: 5,00 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO