20 de junio del 2017

Ayudar con buen humor

César Pacheco

Egresado de Ciencias y Artes de la Comunicación

Hace cinco años empecé a dibujar Ulalá. Se trataba de mostrar en tiras cómicas anécdotas del día a día. Como muchas cosas empezó como un hobby, hasta que me di cuenta que esto podía crecer. Y lo hizo a tal punto que pude lanzar en el 2014 un libro gracias al apoyo de la Fundación BBVA, el Centro Cultural de la PUCP (CCPUCP) y Cecosami.

La mecánica fue muy sencilla: la imprenta puede “costear” el libro con parte de los impuestos al poner a Ulalá como uno de sus proyectos de RSE. La Fundación BBVA entra como auspiciador y duplica el tiraje a cambio de recibir un lote de ejemplares para escuelas que apoyan con el proyecto Leer es estar Adelante. El CCPUCP colaboró con ceder sus instalaciones para la noche de lanzamiento. Y Save the Children recibe, además de libros para las escuelas, un porcentaje de la venta en las cadenas de librerías y eventos donde llevo el libro. Este convenio sigue vigente hasta hoy y siempre que queden ejemplares de Ulalá en el mercado.

En paralelo la tira cómica fue mutando en su forma, fui probando distintos trazos y acabados, así como plataformas digitales. Hoy Ulalá existe en la red vía Instagram y Twitter, en un formato de una sola imagen y en blanco y negro.

Y esta era la dinámica hasta hace solo unas semanas, cuando decidí que era el momento de dar un paso importante para el crecimiento y aporte de Ulalá a la sociedad. Es así que a partir de junio creé la campaña “Ayudar con buen humor”, en la que Ulalá se unirá cada mes a una organización que promueva el bien, desde protección de animales hasta educación, reciclaje o lo que sea que aporte. Estas organizaciones podrán recaudar fondos al recibir parte de las ventas que se haga del libro y artículos de merchandising en todos los espacios donde podamos movernos durante el mes, pero además los apoyaré con la creación de materiales para su trabajo. Es decir, mis dibujos aplicados al sentido de cada organización.

Me gusta pensar que el arte no solo puede aproximarse desde el contenido a proyectos de bien social sino además en su forma de trabajo. Un canal de venta, como una librería en mi caso, margina porcentajes de las ventas. ¿Pero qué tal si ese mismo porcentaje lo dono a proyectos que siento puedan ayudar a nuestro entorno?. Me parece que es una forma sustentable y bonita de promover mi trabajo, ganar algo de dinero y además apoyar a diversas organizaciones, no solo con dinero, sino con apoyo y visibilidad.

El mes de junio estoy apoyando al Albergue Can Martín que cuida animales abandonados. Y actualmente estoy en conversaciones con varias ONGs y fundaciones para seguir llevando a cabo este pequeño gran proyecto social de Ulalá.  Puedes unirte a esta movida siguiendo la cuenta @ulalacomics en Instagram y Twitter. Y si conoces alguna ONG, fundación, causa u organización que pueda estar interesada pásale la voz.

Calificar (6 votes, average: 4,33 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO