Ciencias sociales y comunicaciones
Noticia

Un análisis del mensaje presidencial, por Eduardo Dargent

Conversamos con el Dr. Eduardo Dargent para que nos brinde un análisis sobre qué representa, a nivel político, el mensaje a la nación brindado por el presidente de la República, Martín Vizcarra, durante las Fiestas Patrias.

Autor: Akira Maeshiro | Fotos: Roberto Rojas

En medio de una coyuntura de incertidumbres sobre el rumbo que tomaría su gobierno, el presidente de la República, Martín Vizcarra, decidió, a través de su mensaje a la nación en Fiestas Patrias, sentar una posición sobre temas, como igualdad de género, reforma judicial, medioambiente, con una propuesta de referéndum para la no reelección de congresistas. De acuerdo con diversos análisis, este mensaje buscó marcar un frente ante el Congreso de la República y conectarse con cierto sector de la población.

Un presidente que parecía tener un gabinete y un discurso de perfil bajo, de pronto ha construido, con un par de gestos, una línea divisoria y política que marca claramente de qué lado debería estar uno frente a ciertos temas. Y creo que se enfrentó al Congreso, como varios reclamaban, pero no peleando y polarizando en temas chicos, sino diciendo aquí hay principios, acá hay reformas y si ustedes quieren pararse de ese lado, me enfrentaré a ustedes desde este otro”, declara Eduardo Dargent, docente del Departamento de Ciencias Sociales.

Pero el docente explica que ahora Vizcarra necesita de otras fortalezas para poder mantener su discurso. “Va a requerir de voceros astutos, inteligentes y un plan cuidadoso para que esto no se quede solo como un anuncio. Si el presidente asume esa ruta, tiene que rodearse de personajes de un poco más de peso, saber comunicar mejor hacia dónde va con ciertas medidas. Pero la sensación ha sido interesante. Vamos a ver qué sale en las siguientes encuestas”, dice.

Referéndum

Uno de los temas que tuvo mayor impacto mediático fue la propuesta del presidente de convocar a un referéndum para consultar a la población sobre la reelección de congresistas. Pero más allá de si la medida es correcta o no, para Dargent, hay un mensaje claro de darle autoridad a la opinión de la gente.

Creemos que, con la no reelección, estamos curando un problema cuando ya de por sí la tasa de reelección de congresistas es muy baja. Son medidas que suenan bien para la población porque la gente encuentra en los alcaldes y congresistas la personificación de todos los males. Pero perdemos de vista que dentro de esos congresistas, de los que se reeligen, algunos son buenos. Pero sí me gusta el hecho de decir ‘vamos a consultarle a la sociedad ciertos temas importantes’, más allá de lo que pase luego”, comenta Dargent.

Para el politólogo de la PUCP, el mensaje de Vizcarra sobre el referéndum es “una apuesta por la sociedad como la fuente de legitimidad del poder y de  mostrarle a un congreso, que está desprestigiado y golpeado, que hay una sociedad que puede responder ante un llamado de la presidencia para discutir temas grandes y nacionales”.

Responder a electores

En el 2016, Pedro Pablo Kuczynski ganó las elecciones presidenciales gracias a un porcentaje de votantes completamente alejados de su posición política y programática. “¿En qué mundo ese candidato es aprobado con entusiasmo en Puno, Apurímac, Cuzco, Huancavelica? En un mundo donde el fujimorismo genera mucho rechazo. Esos sectores votaron por el candidato que representa todo lo opuesto en sus votos normales”, dice Dargent.

En ese sentido, el docente agrega que, como presidente, Kuczynski no sentó una posición fuerte para enfrentar a la oposición y, de alguna forma, conectar con sus electores coyunturales. “No entiendo bien cómo hay un sector de analistas que construyó un mundo en el cual PPK y su gente eran violentos o buscaban conflictos con el fujimorismo cuando, en realidad, mi apreciación desde hace dos años, es que nunca construyeron discursos que mostrasen por qué no eran claramente el fujimorismo”, dice.

De todas formas, Dargent discrepa con aquellas opiniones que vieron la relación entre el gobierno de Kuczynski y el fujimorismo como un acuerdo de derechas en el país o que estemos viviendo una etapa de enorme polarización en la población. “Solo tienes un sector que, cuando vota, no le gusta el fujimorismo. Y si tienes un gobierno que termina gobernando con el fujimorismo, no te va a apoyar”, expresa.

Para el docente, la respuesta política no está relacionada con quién levanta más la voz en el Congreso. “Pasa más por temas de reformas y que hagan que el fujimorismo tenga que dar explicaciones sobre, por ejemplo, por qué se está relacionando con intereses como la minería informal, o las vinculaciones e investigaciones sobre narcotráfico, y ponerlos contra la pared. Eso te hace tener fuerza fuera del Congreso, que es donde no tenías”, completa.

Por ello, con ese antecedente, la estrategia de Martín Vizcarra quizás haya sido tender puentes con ese sector. “Un presidente tiene que gobernar, sin duda, para el país, pero también para su electorado, mostrarle que está defendiendo ciertos patrones y valores importantes para ellos. Con este gabinete y estos voceros, es complicado pero sí me parece que, finalmente, lo que ha hecho Vizcarra es hablarle al electorado que hizo que su candidatura suba a la presidencia. Es un tema de sentido común”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.