Ciencias e Ingeniería
Noticia

¿Se viene La Niña?

Hace unos días, el río Rímac se desbordó a la altura de Chosica. Muchos recordaron las tragedias que la costa peruana sufrió debido a los desbordes, huaicos y lluvias que trajo el fenómeno natural El Niño costero. A propósito de este hecho, consultamos con la Dra. María Elena López, encargada de la Estación Meteorológica Hipólito Unanue de la PUCP, sobre estos fenómenos naturales.

Autor: Susan Pastor | Fotos: Roberto Rojas

No solo el norte del Perú se inundó, sino que la temperatura climática y del mar se elevaron. Sin embargo, este año muchas personas que han ido a la playa afirman que la temperatura del mar parece estar cada vez más fría. Y es cierto. Según el Senamhi (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú), estamos ya viviendo el fenómeno de La Niña.

La Dra. López, directora de la Maestría en Física de la PUCP, nos comenta que instituciones internacionales de meteorología otorgan un 85% de probabilidad de que estemos enfrentando a La Niña“Son más cautos al afirmar esto, porque, para que haya una confirmación, el agua debe permanecer en el mismo nivel de temperatura por tres meses. Dado que comenzó en noviembre del año pasado, todavía estamos a la espera”, afirma.

¿Qué es exactamente La Niña?

Tanto El Niño como La Niña son fenómenos climáticos. Son las fases cálidas y frías de un patrón climático recurrente a lo largo del Pacífico tropical, es decir, desde las costas ecuatorianas hasta el norte de Australia. El fenómeno de El Niño es un calentamiento de la superficie del mar, el cual se refleja en el alza de la temperatura superior a una media. Es a partir de ahí que se mide si la temperatura del mar está sobre o bajo ese promedio. Si está por encima (valores que van desde 0.5°C hasta 1.5°C o algo extremo, como 3°C), es El Niño. Si está por debajo (-0.5°C hasta -1.5°C), es La Niña. Actualmente, la temperatura del Pacífico por nuestras costas está oscilando entre los -0.5°C y los -0.95°C.

Estos fenómenos climáticos tomaron esos nombres debido a que dichos cambios climáticos ocurrían justo cuando estaba por llegar la Navidad.

¿Por qué en verano?

La Dra. López nos explica que estos fenómenos suceden en los meses de verano porque dependen del sol. “Nuestras estaciones dependen del movimiento de la Tierra en torno al sol”, aclara. “Se dan en esa época del año, porque en esos meses nos llega el sol. Y es por eso que estos fenómenos son cíclicos, pues el movimiento de la Tierra es siempre constante alrededor del sol”, explica.

Además, ya desde hace un buen tiempo, el planeta Tierra se encuentra en un proceso de cambios climáticos debido a la excesiva contaminación por parte del hombre. “El CO2 o dióxido de carbono, ocasionado por la mala gestión de residuos y las industrias, se queda en la atmósfera y no se puede evacuar por las mismas capas de CO2, lo que ocasiona el calentamiento de la Tierra”, comenta López. Estos cambios climáticos han hecho que muchos de los eventos y fenómenos naturales en los últimos años se acentúen, lo que explicaría El Niño costero del año pasado y una eventual Niña costera este 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.