Arquitectura y artes
Noticia

Proyecto Pessca: en búsqueda de la correspondencia perdida

En su proyecto Pessca, el Dr. Almerindo Ojeda documenta la influencia de los grabados de la metrópoli europea en las pinturas del arte colonial. Hasta el momento lo hacía artesanalmente, pero ahora busca ayuda de la inteligencia artificial.

Autor: Oscar García | Fotos: Víctor Idrogo

Cuando piensa en una imagen, el Dr. Almerindo Ojeda no recuerda si era una pintura o grabado. Solo abstrae el diseño y la figura, y se olvida de los colores y el tamaño. ¿Cómo logra hacer esto la mente humana? ¿Y cómo podría hacerlo una computadora?

Eso es lo que pretende el Dr. Ojeda, docente de la Universidad de California en Davis, en su Proyecto para el Estudio de las Fuentes Grabadas del Arte Colonial (Pessca). Su objetivo es documentar sistemáticamente la influencia de los grabados europeos sobre las pinturas del arte colonial del imperio ibérico, el cual no solo incluye prácticamente toda América, sino también la India, China, Japón y las Filipinas.

Para lograr dar con esas coincidencias, el profesor analiza la forma y contenido de determinada pintura colonial y luego formula una hipótesis sobre la identidad de su fuente grabada. “Ambas obras tienen que parecerse en detalles que den la clave de la filiación. Por ejemplo, si es el bautismo de Cristo, aparecerá en ambas San Juan Bautista inclinado de una manera, Jesús en cierta postura, la paloma del Espíritu Santo en un lugar específico, además de ángeles y bañistas”, comenta el Dr. Ojeda.

En ese sentido, este proyecto reúne los intereses que Almerindo ha explorado a lo largo de su trayectoria. En nuestra Universidad estudió Antropología, mientras que en la Universidad de Chicago cursó una Maestría en Ciencias Sociales y, posteriormente, el Doctorado en Lingüística. Si bien Pessca pertenece, a priori, al ámbito de la historia del arte, también tiene raíces en la filología. “No es casualidad que dos lenguas emparejen, en un rango grande, significado y significante. Más bien quiere decir que son descendientes de una misma lengua originaria”, explica.

Del mismo modo, hay pinturas de Perú, México, Quito, Bolivia y hasta de Europa Oriental que son estilísticamente distintas, pero tienen rasgos en común. La explicación es que parten del mismo modelo: los grabados de la metrópoli europea, que incluye los países España, Italia y Francia. El hecho de que la influencia provenga de estos lugares no es casualidad: “El Imperio español es el primer proceso de globalización de la historia. Se extiende por todo el mundo con proyecciones ideológicas y trata de evangelizar a través de la pintura colonial”, teoriza el Dr. Ojeda.

Humanidades digitales

Desde sus inicios, en el 2005, hasta la actualidad, el proyecto Pessca ha descubierto grabados que han servido de inspiración a más de 4,000 obras de arte colonial. Para realizar su trabajo, el Dr. Ojeda consulta repositorios especializados, tanto reales como virtuales. “A veces no encuentro la fuente que buscaba, pero sí una obra que busqué el mes pasado”, señala el docente. En este método de comprobación, basado en el ensayo y error, cuenta con la colaboración desinteresada de coleccionistas y aficionados. Aunque el ritmo de trabajo del Dr. Ojeda es elogiable, pues en promedio encuentra una coincidencia por día, no se da abasto. “Si en América hay 75 mil iglesias coloniales y cada una tiene 10 pinturas, significa que serían 750 mil pinturas. ¡No he llegado ni al 1%!”, señala.

Por ello, uno de sus proyectos a futuro es desarrollar un aplicativo que reciba las fotos digitales del arte colonial y busque en Internet los grabados que las inspiraron. Antes, tendría que entrenar al sistema, darle ejemplos de correspondencias verdaderas y falsas e indicarle cuáles son válidas. “Le pedimos a la computadora una facultad mental humana y que haga una abstracción de lo que ve”, señala Almerindo.

El anhelo del docente mezcla la parte teórica con la inteligencia artificial. Podría pensarse que lo que busca ya lo hace Google Imágenes, pero lo cierto es que el algoritmo de este software se guía por el color. Por ello sería imposible que vea la correspondencia de una pintura con un grabado, pues estos últimos son en blanco y negro. Cuando el aplicativo esté listo, será usado como una herramienta que ayude a descubrir las correspondencias, pero no suplantará al historiador del arte. “Eso estaría condenado al fracaso”, dice el experto.

El desarrollo del aplicativo  es uno de los motivos de la visita del Dr. Ojeda a nuestra Universidad. Además, parte del proyecto Pessca se puede revisar a través de nuestro repositorio institucional y, en el futuro, se alojará ahí completamente. “Quiero que el proyecto crezca y se desarrolle en la PUCP”, comenta el Dr. Ojeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.