Ciencias sociales y comunicaciones, Universidad
Noticia

Nuevos aires en la política venezolana y argentina

Tanto en Venezuela como en Argentina, importantes coaliciones opositoras han triunfado en las últimas elecciones. De esta manera, 112 escaños del parlamento venezolano son ocupados por la Mesa de Unidad Democrática (MUD), mientras tanto, la presidencia argentina es liderada por un opositor al kirchnerismo, Mauricio Macri. Ellos deben enfrentar importantes desafíos para no defraudar a la población que ansía cambios en sus respectivos países.

Autor: Alejandra Yépez | Fotos: Roberto Rojas

Para Óscar Vidarte, docente del Departamento de Ciencias Sociales, el escenario en ambos países es sumamente complicado. En los dos países existe inflación y problemas económicos, lo cual sumado a la polarización de la población da complejiza aún más la situación de los países sudamericanos.

“Se van a tener que hacer reformas. La pregunta es hasta dónde se pueden llevar a cabo esas reformas”. ¿Cuáles son los desafíos que van a tener que enfrentar las nuevas autoridades en dichas naciones?

Argentina: propuestas neoliberales

Después de 12 años, el pueblo argentino ha puesto en el poder a un presidente conservador, rompe así el ciclo del kirchnerismo. Vidarte explica que el ascenso de Macri al poder representa una salida más liberal en el ámbito económico. “Podemos esperar reducción de subsidios y una menor presencia del Estado para empezar a ordenar la economía. Esto va a afectar a muchas personas, en comparación con un discurso electoral donde se prometió lo contrario”, afirma.

Sus primeras medidas económicas consistieron en eliminar los aranceles de exportación a productos agrícolas, entre los que destacan el maíz, el trigo, y la soya. Este último producto es el principal de la industria agrícola argentina. Asimismo, el control del cambio del peso al dólar será liberado, con el fin de que el mercado regule el precio del peso y el Estado deje de hacerlo. “Va a quedar una línea muy delgada entre las políticas que se deben aplicar para sanear la economía argentina y los efectos en ciertos sectores –políticos o sociales- que puedan estar en su contra”, sostiene.

Asimismo, cabe resaltar que el partido de Macri no cuenta con mayoría en el congreso y que la sociedad civil argentina se encuentra fuertemente organizada. Los sindicatos no dudarán en salir a las calles a reclamar si alguna propuesta afecta sus intereses.

Venezuela, una ruptura en el muro chavista

La victoria de la MUD en el parlamento venezolano se ha logrado luego de años de derrotas frente al chavismo, el cual se ha visto seriamente debilitado en los últimos años. “Hasta el año 2012, luego de 13 años de chavismo, Venezuela podría darse el lujo de tener algunos indicadores importantes en materia de salud, reducción de desigualdad, entre otros. Sin embargo, la reducción del precio del petróleo, la muerte de Hugo Chávez, la ausencia de un líder en Maduro y una serie de factores van a llevar al chavismo a una crisis”, cuenta.

Vidarte explica que los analistas coinciden en que Venezuela atraviesa una serie de problemas económicos graves. “Hay una gran inflación, escasez, un mercado que no funciona y un Estado que trata de suplirlo de manera muy ineficiente. El gobierno no ha sabido construir un sistema económico que funcione, como pudo ser el caso boliviano”, declara.

El conjunto de partidos de oposición tiene el reto de ponerse de acuerdo en sus prioridades políticas y manejar con inteligencia su relación con los otros poderes estatales venezolanos, los cuales tienen al mando cuadros chavistas. “Seguramente se van a entrampar las negociaciones, probablemente habrá intentos del Ejecutivo de bloquear las propuestas del legislativo, por ejemplo, se podrían usar medios legales como el poder judicial. También se pueden emplear comisiones investigadoras, medios de indulto, amnistía, reformas económicas. La dinámica va a ser bastante difícil”, concluye.

Por lo pronto, la oposición venezolana ya ha propuesto ciertos temas en agenda. Entre ellos se encuentra la aprobación de la ley de misiones para todos (para que cualquier ciudadano se beneficie con los programas estatales y no solo los que pertenecen al partido gobernante) y el proyecto que busca que las familias que habitan las viviendas ofrecidas por la Gran Misión Vivienda Venezuela se hagan acreedores del título de propiedad del inmueble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

5 comentarios

Mgsrt.CESAR MOREIRA DE LA PAZ

Felicitaciones, buenos artículos. Considero que algo similar nos puede suceder a los ecuatorianos.Las Democracias son para respetarse y no para imponer la mayoría sobre la minoría, el fin democrático es disentir en las ideas políticas pero lo importante es llegar a consensos. Por algo nos llaman Democracias frágiles o débiles.

Responder

León

No sé porque llamar nuevas aires, lo sucedido en Venezuela y Argentina, porque en ambas naciones antes del gobierno de los finados Hugo Chávez y Néstor Kirchner, los grupos de poder económico de la derecha han impuestos sus deseos y voluntades a balazos. Y curiosamente cuando estos dos ex gobernantes llegaron al poder ningún “analista” peruano lo llamó “nuevos aires”.
La llegada de Macri al gobierno argentino y del MUD en el congreso venezolano. Yo llamaría el retorno de los de siempre, la derecha anacrónica y mercantilista.

Responder

César

Indudablemente, para LOS DE SIEMPRE (hasta ahora, y por ahora, en varios países), todo lo que signifique retomar su poder es bueno (para ellos). Y, lo que la prensa internacional celebra como un buen logro o viraje hacia la “democracia”…. en Argentina ya se ve claramente. Ni bien entraron al poder ya quieren convertirlo en su feudo. Cierre de instituciones, despidos, persecuciones políticas (esa es la democracia que yo veo les encanta, a los que no son del pueblo, o no quieren nada para ellos)
En cuanto a lo de Venezuela, aún con todo en contra, el pueblo tiene muchos beneficios ( y, eso que su crisis es artificial, provocada por intervenciones internas y externas). Este revés político, puede ser tomado como un llamado de atención a la clase dirigente para mejorar, porque de hecho hay gente cuya incapacidad sabotea su proyecto. Pero, ojalá el gobierno siga mejorando su forma de gobernar y el pueblo no se deje llevar por la prensa internacional y no cometa el error de los argentinos.

Responder