26 de marzo del 2013

Egresado PUCP ganó premio Alfonso el Magnánimo 2012

José Luis Torres Vitolas, ingeniero industrial de profesión y magíster en Literatura Hispanoamericana de la PUCP, recibió el premio Alfonso el Magnánimo de Narrativa en Castellano 2012 por su novela inédita Albatros, ambientada en los primeros años del gobierno de Alberto Fujimori. Radicado actualmente en España, aprovechamos su reciente visita a nuestro país para conocer más de su trayectoria.

La reseña biográfica de José Luis es, por decir lo menos, particular. ¿Cómo es que un ingeniero industrial termina inmerso en el mundo literario? Quizá la primera clave para responder esta interrogante se encuentre en su entorno familiar: “Mi madre llevó una maestría en Literatura, mi padre sigue leyendo hasta las tres de la madrugada. Mi familia siempre se ha ligado a la investigación y al trabajo con libros”, recuerda.

Sus primeros coqueteos con las historias de ficción se dieron durante la etapa universitaria. Al principio, escribía historias en inglés. Luego, comenzó a escribir en castellano y participó en diversas ediciones de los Juegos Florales de la PUCP a través de cuentos, cómics y ensayos que se ubicaron en los primeros lugares.

Su fascinación por el cómic lo llevó a unirse junto a David Farfán, Francis Novoa, Josué Maguiña, Marco Descalzi (Markus) y Cherman para crear Crash Boom Zap!, fanzine que marcó a una generación de adolescentes peruanos durante los años noventa y que hoy es considerado de culto. De todos sus fundadores, el único que no estaba ligado al arte o al diseño era José Luis.

Esta condición le ha significado ser considerado a lo largo de su vida como un marginal, aunque también le ha permitido tener una mirada distinta de las cosas: “En Ingeniería era quien mejor hablaba y escribía, pero cuando estaba con gente de Letras era el único que sabía cuánto valía pi (risas)”.

Ingeniero de las letras

Tras culminar sus estudios en 1998, trabajó en su especialidad mientras participaba en concursos literarios con éxito. Sin embargo, sentía que algo le faltaba: “Yo quería aprender a leer, analizar y destripar un texto, no para buscar una vida académica, sino para conocer las técnicas de otros escritores y poder utilizarlas para mi beneficio”. Es por ello que decidió postular a la Maestría en Literatura Hispanoamericana de la PUCP. Así, se convirtió en el primer ingeniero en ser admitido en la Escuela de Posgrado en un programa que no era afín.

Torres Vitolas afirma que las herramientas aprendidas en su formación ingenieril le han servido muchísimo al momento de escribir un texto: “Cuando escribo, me planteo un nuevo libro como un problema matemático distinto. Creo un sistema, hago un flujograma, trato que la ecuación sea lo más simple posible para comunicar de la mejor manera. Y para eso me sirven las matemáticas”.

Un destino inesperado

La vida de José Luis dio un giro inesperado por culpa de un trámite burocrático. Junto con su esposa, había planificado migrar a los Estados Unidos y estudiar en Nueva York, pero sus resultados de la prueba de TOEFL no llegaron a tiempo. Como ya se encontraban listos para mudarse a cualquier otro lugar, decidieron viajar a España y probar suerte en el Viejo Continente.

En Madrid, escritores amigos leyeron sus manuscritos y le aconsejaron radicar allá: “Un libro tarda tres o cuatro años en publicarse, así que hice un máster en edición en la Universidad Alcalá de Henares, me llamaron para trabajar en una editorial, nació mi hijo y me quedé”. En el ínterin, su libro de relatos 5:37 quedó finalista del quinto Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz (2008).

Hace dos años y gracias al impulso de su esposa, puso en marcha Casa de Cartón, proyecto editorial propio dedicado a la publicación de novelas de autores no comerciales pero de una calidad y trayectoria irrefutables. “Sus obras serán consideradas clásicas de acá a diez años. La editorial no da para vivir ni para mantenerse a sí misma, pero creemos que esta apuesta cultural merece seguir adelante. Tenemos fe en que este catálogo hará caminar a la empresa”.

Albatros y los primeros años de Fujimori

Con más de 65 años de historia, el Premio Alfonso el Magnánimo es uno de los más importantes galardones españoles. Otorgado por la Diputación Provincial de Valencia, premia a novelas y poemarios escritos en castellano y valenciano. José Luis participó en la edición 2012 con su novela inédita Albatros y se hizo acreedor al primer lugar en la categoría Narrativa y a €30 mil euros. “Es un orgullo formar parte de un premio tan importante”.

Ambientada en Lima, Madrid y Ginebra, Albatros se sitúa en los albores del gobierno del expresidente Alberto Fujimori y llega a su clímax durante el recordado mensaje del 5 de abril de 1992. “Hay muchas novelas sobre su decadencia, pero muy pocas sobre de sus dos primeros años, cuando todavía era el “demócrata”. En la novela quise contar qué ocurrió en este periodo: La “Virgen que llora”, la muerte de María Elena Moyano, la masacre de Barrios Altos por el Grupo Colina, las denuncias sobre la ropa donada vendida por sus familiares. Todo ello ocurrió antes del autogolpe”, afirma.

Para escribir su primera novela, José Luis tardó cuatro años en los cuales realizó un exhaustivo trabajo de documentación de las situaciones reales de las que partía para que a la hora de dar rienda suelta a su imaginación literaria, su argumento tuviera consistencia. El jurado destacó el “ejercicio de reconstrucción histórica” realizado por el autor para mostrar la situación de violencia que se vivía por aquel entonces. “Quería jugar con todas las técnicas con las que he venido empleando en el relato y montarlas a una historia un poquito más larga”.

Albatros ya se puede adquirir en las principales librerías nacionales a S/.54 nuevos soles.

Calificar (1 votes, average: 1,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Maestría en Literatura Hispanoamericana

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO