20 de mayo del 2014

Informe PuntoEdu: ¿Ha disminuido realmente la pobreza en nuestro país?

Las cifras oficiales de reducción de pobreza han puesto en debate si el crecimiento económico que exhibe el Perú brinda la base suficiente para pensar en el desarrollo humano en toda su expresión, sobre todo en la población más necesitada, que muchas veces se ve reducida a una simple estadística en discusión.

Medir la pobreza en el Perú siempre enciende el debate. El último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) indica que, en el 2013, 491 mil personas dejaron de ser pobres, lo que representa una reducción de 1,9%, comparada con el 2012.

“Son logros de los programas sociales”, dicen desde la orilla oficialista. “En nuestro gobierno se redujo más”, responden desde la otra. Pero, más allá del umbral de los intereses políticos, es una noticia que, sin duda, alienta, pero que también deja espacios para la reflexión.

“Como peruana, me alegra muchísimo que cerca de 500 mil compatriotas hayan salido de la pobreza. Ojalá sea una salida estable y duradera”, comenta la Dra. Pepi Patrón, vicerrectora de Investigación de la PUCP, quien agrega que, como institución, la Universidad cree en la educación para prolongar esta tendencia en el tiempo. “Una familia en situación de pobreza que logra que un hijo vaya a la universidad tiene una opción para salir de su situación. Es abrir otro espacio de oportunidades y de desarrollo de capacidades”, señala.

Pero la pobreza no se constituye únicamente con un salario limitado, sino también al no sentirse representado, aclara la Dra. Patrón. “En un estudio que hizo el Banco Mundial hace algunos años, se entrevistó a cerca de 60 mil personas pobres en todo el mundo y lo más impresionante fue que, cuando se les preguntaba qué significa ser pobre, no respondían ganar USD$1.5 al día, te decían ‘sentirse vulnerable’. Iba más enfocado a lo cualitativo”, expresa.

Es a partir de esas necesidades que nace la posibilidad, por parte de los investigadores, de agregar a los estudios de pobreza monetaria otras variables que colaboren a establecer también los índices de pobreza multidimensional, es decir, aquellos enfocados en la calidad de vida de las personas, salud y educación, que brindarían la posibilidad de implementar programas que ofrezcan oportunidades de desarrollo humano.

Además, la Dra. Patrón apela al fortalecimiento de las instituciones en el país, con reglas de juegos claras y separación de poderes políticos, con el objetivo de sentar unas bases económicas sólidas para no depender de las contingencias del mercado internacional. “Si todo lo demás sigue tan débil, esas personas que han salido del umbral de pobreza volverán a caer ahí. Hace años venimos diciendo desde diversos frentes que es el momento de las grandes reformas institucionales”, comenta y agrega que, por otro lado, tampoco hay que ser mezquinos con los esfuerzos del gobierno por desarrollar políticas públicas de inclusión social.

Mujeres coraje

Tiempo atrás, la Dra. Patrón participó en una investigación sobre democracia y buen gobierno en el Perú, y entre los objetivos estaba dilucidar los factores de desigualdad. “Los resultados indicaban que era clarísimo que ser mujer, pobre, provinciana y quechuahablante te hacían irremediablemente una ciudadana de segunda categoría”, expresa.

Sin embargo, los últimos resultados del INEI expresan un dato interesante: los hogares liderados por mujeres tienen menos posibilidad de ser pobres. “Hay toda una discusión y estudios sobre el hecho de que las mujeres desarrollan una ética del cuidado y protección del otro. No es fácil estar a cargo de un hogar en un contexto de pobreza y cambiar esa condición. La mujer en el país está desarrollando capacidades fantásticas para sacar a sus hijos y a su familia de la pobreza. Esas son buenas noticias”, señala.

  • En la edición impresa de PuntoEdu N° 310 encontrarás declaraciones del Dr. Javier Herrera, economista por la PUCP e integrante de la Comisión Consultiva de Medición de Pobreza del INEI, y de la Dra. Sabina Alkire, directora de Oxford Poverty & Human Development Initiative, de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Lee aquí la versión impresa de PuntoEdu, número 310

Calificar (1 votes, average: 4,00 out of 5)

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO