23 de junio del 2014

El Fondo Concursable de Apoyo al Trabajo de Campo ya tiene ganadores

La DARI anunció los ganadores del Fondo Concursable de Apoyo al Trabajo de Campo, que busca crear vínculos entre nuestros profesores y alumnos con sus pares de otras universidades miembros de la RPU.

El Fondo Concursable de Apoyo al Trabajo de Campo ha sido creado por la Dirección Académica de Relaciones Institucionales (DARI), y lanzado este año con la intención de promover la movilidad académica de estudiantes y docentes hacia las instituciones que integran la RPU. Trata, en particular, de impulsar, mediante la labor de campo y la investigación, la reflexión y el conocimiento acerca de las diversas realidades que conforman nuestro país.

Según la Dra. Estrella Guerra, jefa de la Oficina de la Red Peruana de Universidades y Entorno de la DARI, que organizó el fondo, la primera convocatoria de este concurso ha sido muy buena, sobre todo, porque “establecer vínculos no es tarea sencilla”. “Lo importante es que la experiencia sirva para ir conformando comunidades de estudio e investigación con las universidades de la RPU en espacios colaborativos de aprendizaje conjunto”, asegura.

A partir de su éxito en la categoría Curso-Alumnos estudiantes, por ejemplo, el Dr. Óscar Espinosa, docente del Departamento de Ciencias Sociales, llevará a los alumnos del curso Etnografía Amazónica –que dicta– a Oxapampa, donde entrarán en contacto con miembros de la comunidad indígena Yánecha y trabajarán conjuntamente con sus pares de la Universidad Nacional del Centro del Perú. “El resultado que se tendrá con esta experiencia aterrizará lo hecho en clases. Creo que el contacto directo con la realidad es algo invalorable y hay que aprovecharlo”, comenta al respecto.

En esa misma línea, el Dr. José Canziani, profesor del Departamento de Arquitectura, ganador en la categoría Profesor-Alumnos asistentes, investigará al lado de Eduardo Zambrano, arquitecto por la PUCP, el sistema de piedras maqueta que se encuentra en el paisaje cultural del Valle de Sondondo, Ayacucho. Él afirma: “Este concurso puede servir como una plataforma de lanzamiento de jóvenes destacados que quieran darle mayor impulso a sus investigaciones”.

Por su parte, tanto Melina Galdós como Silvana Prado, alumnas de la Facultad de Ciencias Sociales, dos de las ganadoras de la categoría Alumno Tesista, creen que lo ocurrido les ayudará a culminar sus proyectos satisfactoriamente. Mientras la primera analizará los problemas de implementación de los mecanismos de control de lavado de activos en el Perú, entre el 2011 y el 2013, y tomará como base Arequipa; la segunda hará lo propio con el caso del conflicto socioambiental de Kañaris (Lambayeque).

“Esto nos incentiva a salir de Lima y nutrirnos de otras experiencias, así como establecer contacto con otros estudiantes, intercambiar información y alcanzar un nivel de análisis más profundo”, destaca Galdós. “El concurso permite aproximarnos a realidades distintas a la nuestra y ayuda con el financiamiento, lo que facilita la investigación”, apunta a su turno Prado.

Completan la lista de ganadores: la arquitecta Sofía Rodríguez, docente del Departamento de Arquitectura, en la Categoría Profesor-Alumnos asistentes, que desarrollará un proyecto de transferencia tecnológica en la comunidad alpaquera de Orduña (Puno); y Ana Lucía Araujo, en la categoría Alumno Tesista, con un proyecto de tesis en torno a la relación productiva entre agroindustrias y pequeños productores en el centro poblado Santa Elena (La Libertad).

Por último, la Dra. Guerra explica que la experiencia de esta primera convocatoria ayudará a mejorar el concurso. “Lo primero será evaluar los resultados para tener claros los aspectos que debemos reforzar y mejorar. Esto para afinar los términos de la convocatoria, de modo que pueda lograr los objetivos propuestos y nos permita ampliar los apoyos económicos de forma responsable”, detalla. La intención es seguir creciendo.

Calificar (5 votes, average: 4,20 out of 5)
SUCEDE EN:
DARI

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO