16 de diciembre del 2013

Egresado de la PUCP es uno de los cinco Innovadores menores de 35, según el MIT Technology Review

El empresario y egresado de Diseño Industrial de la PUCP, Víctor Freundt, nos habla de esta herramienta educativa online que, mediante técnicas de fabricación digital de juguetes personalizados, difunde el diseño de una forma divertida y diferente.

Su pasión por crear personajes y monstruos desde pequeño hizo que Víctor Freundt cree su propio universo infantil llegado a los 30. Con Face-Me, una herramienta y tienda virtual de juguetes personalizados, el egresado de Diseño Industrial de la PUCP busca incentivar a la gente a plasmar lo imaginado en un producto físico.

“Face-Me originalmente se basaba en la creación de juguetes o productos lúdicos a partir de una imagen y usando el corte láser, pero hemos descubierto que a partir del dibujo de un personaje, se pueden crear no solo juguetes sino una diversidad de productos utilitarios y servicios”, comenta Freundt, quien ha sido reconocido como uno de los cinco “Innovadores menores de 35” del MIT Technology Review.

Tras regresar de una estancia formativa en Fab Lab Barcelona, el laboratorio de fabricación digital del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña, donde aprendió las técnicas de diseño digital y manufactura (corte láser, escáner e impresión 3D), el joven participó en la aceleradora Wayra, con la que pudo fundar Viktoys como empresa y Face-Me como marca.

“Inicialmente Face-Me fue creada como una web donde la idea es crear personajes a pedido y venderlos; sin embargo, ha evolucionado a ser también una metodología para educación donde la idea es enseñar a todo público a crear personajes-producto usando diferentes herramientas y materiales artesanales”, indica.

Idea rentable

Face-Me fue elaborada durante el ciclo 2013-1 en la PUCP, donde alumnos de Diseño Industrial apoyaron con el desarrollo de productos lúdicos cortados en láser y que reflejaban de alguna manera nuestra cultura. Adicionalmente, algunos estudiantes participaron en el programa de voluntariado Fab Design del Fab Lab MET, lo que permitió ampliar la experiencia.

Además, tras el apoyo de Wayra, Face-Me ha comenzado a ser rentable y ahora Freundt sueña en convertir su empresa en un parque temático como Disney World.

“Es una locura, no es fácil, consume tiempo y energía, pero me gusta. Mi primer paso ha sido visitar los parques temáticos de Disney para entender la magia detrás de Mickey Mouse y compañía. ¿Qué haré para conseguirlo? Es todo un proceso que se divide en muchas tareas y cuyo resultado no se conseguirá a corto plazo”, finaliza.

Calificar (No Ratings Yet)
SUCEDE EN:
Facultad de Arte y Diseño

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO