Letras y humanidades
Noticia

En memoria de Nicanor Parra: ¡Salve, antipoeta!

Aunque parecía inmortal, el antipoeta Nicanor Parra falleció, hace unos días, a los 103 años. A una edad en la que otros autores son venerados, pero no leídos, Parra se mantiene vigente, contemporáneo y fresco. Y, sobre todo, sigue siendo una figura influyente para las nuevas generaciones.

Autor: Oscar García | Fotos: Tatiana Gamarra

La publicación, en 1954, de Poemas y Antipoemas originó que la poesía deje de ser el paraíso del tonto solemne. Su autor Nicanor Parra desplegó ahí la antipoesía, una forma literaria rupturista donde la figura del poeta se desacraliza y los versos no hablan de rosas, arcoíris o lunas, sino de lo cotidiano y terrenal. En sus propias palabras: “Que el poeta no es un alquimista/ El poeta es un hombre como todos/ Un albañil que construye su muro: un constructor de puertas y ventanas”.

Si bien la antipoesía de Parra se vale de un lenguaje coloquial en detrimento de lo rebuscado, no se debe perder de vista la complejidad que reviste. Son versos engañosamente simples. “La escritura parriana tiene diferentes niveles, registros y tipos de discursos”, comenta el docente de Literatura, el Dr. Luis Chueca.

Desde Poemas y antipoemas, Parra cuestiona el lenguaje. “Su obra pone en discusión cuáles son los límites de la poesía, revisándolos y ampliándolos”, teoriza el Dr. Chueca. Precisamente es Parra, junto con Ernesto Cardenal, quien pone los cimientos de la poesía conversacional, vertiente que transitarían los poetas latinoamericanos de la década de los 60.

Posteriormente, Parra amplió su trasgresión a la dimensión gráfica del libro en su inclasificable Artefactos, que consistía en una caja que incluía 242 tarjetas postales con frases y dibujos. También experimentó con la construcción de personajes en el poemario Sermones y prédicas del Cristo de Elqui y se adelantó varios años a la preocupación sobre el cuidado del medio ambiente en su Ecopoemas, publicado a inicios de los 80. Lo único constante en su transgresora trayectoria fue la capacidad de hacer poemas concisos y con humor, como si fueran precursores de la brevedad. Léase, por ejemplo, este: “Buenas Noticias: la tierra se recupera en un millón de años/ Somos nosotros los que desaparecemos”.

Luis Chueca dice que la obra de Parra pone en discusión los límites de la poesía.

El antipoeta

En los últimos años, Parra era considerado el mejor poeta vivo de Chile y uno de los más importantes de habla hispana. Este reconocimiento se tradujo en premios como el Cervantes, Juan Rulfo y la beca Guggenheim, y la admiración de autores contemporáneos. “No te quiere enseñar nada pero uno aprende mucho”, decía su compatriota Alejandro Zambra sobre los momentos que pasó junto al antipoeta, mientras que Roberto Bolaño, quien siempre fue su admirador confeso, comenta que Parra “escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado”.

Pero su figura no siempre generó ese consenso. A inicios de los 70 fue mal visto por buena parte de los intelectuales por acudir a la Casa Blanca y tomar un té con la esposa del presidente Nixon en plena guerra de Vietnam. El personaje Parra generaba polémica por su relativización de las posturas políticas más ortodoxas como demuestra en su poema, incluido en Artefactos, que reza “La izquierda y la derecha unidas/ jamás serán vencidas”. Ese característico tono paródico e irónico era difícil de asimilar en épocas socialmente convulsas. “A diferencia de los poetas latinoamericanos de la década de los 60, Parra es mucho más desencantado, pues sostiene que los grandes discursos y utopías no funcionan”, añade el Dr. Chueca.

Esa mirada cercana a lo posmoderno hace que la obra parriana no se haya agotado en el tiempo. Y aunque sea contradictorio que aquel que propuso la desacralización de la figura del poeta termine siendo el pilar fundamental de la poesía chilena, como señala el Dr. Chueca, su obra sigue siendo fresca y renovadora como cuando fue creada.

 

Disponibles en la PUCP

Hojas de parra. Trabajos prácticos
PQ 8098.P26 H
Biblioteca Central (tercer piso)

Poemas para combatir la calvicie
PQ 8098.P26 Z6O73
Biblioteca Central (tercer piso)

La vuelta del Cristo de Elqui
PQ 8098.P26 V
Biblioteca Central (tercer piso)

Canciones rusas
869.33 P26
Biblioteca Central (tercer piso)

 

Ilustración: Gabriela Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.