10 de diciembre del 2015

Dominique Wolton, comunicación y sociedad

Dominique Wolton asegura que hoy en día, a pesar de contar con impresionantes avances tecnológicos, seguimos padeciendo un problema que estuvo presente en el siglo XX: las personas no quieren escucharse y si lo hacen, es para imponer sus puntos de vista. Él visitó la PUCP para participar en actividades académicas de la Maestría en Comunicaciones. Además, fue nombrado doctor honoris causa.

Los avances técnicos en las telecomunicaciones han superado los sueños futuristas de nuestros abuelos e incluso han sobrepasado las expectativas de nuestros padres. Sin embargo, la fascinación por los adelantos tecnológicos ha hecho que descuidemos aspectos fundamentales para establecer un adecuado intercambio de ideas. Wolton lo define como el paradigma técnico. “La técnica ha devorado la comunicación política. Vivimos en una etapa de mundialización y de apertura cultural donde, paradójicamente, no queremos escucharnos”, señala.

¿A qué se refiere el teórico de las comunicaciones con esta tesis? Para entenderlo, debemos situarnos en una perspectiva en la que se intercalan la cultura, la sociedad y las comunicaciones. “Para la comunicación –o la incomunicación- es importante la integridad. Durante todo el siglo XX ha habido un problema de gestión de la integridad. Todo el mundo se alió, las personas viajaron, pero nadie se comprendió. Nadie se interesó por el otro. Cuando se interesaron en los demás, fue para hablar de ellos mismos, no para escucharlos”, sostiene.

Esta idea está muy relacionada con la falta de una adecuada comunicación intercultural en los grandes medios de comunicación. El dilema se centra en que podemos difundir gran cantidad de mensajes en tiempo real, pero esto no asegura que se ofrezca una información de calidad, libre de prejuicios sobre el otro, ni que los receptores entiendan exactamente lo que se quiso decir. “La comunicación es hija del psicoanálisis. Hay muchos elementos inconscientes que influyen en el proceso comunicativo, así como ideas o preconceptos que son considerados a propósito o sin intención. Considero que la resistencia de la academia por pensar a la comunicación como ciencia es la misma que experimentó el psicoanálisis a fines del siglo XIX. Y es que nos resistimos a teorizar sobre algo que escapa a nuestro control”, explica Wolton.

El problema de la mundialización

Además de no escucharnos y no tomar en cuenta ideas que nos son ajenas, existe otra característica peligrosa en las sociedades occidentales, la cual influye decisivamente en cómo se entiende el terrorismo. “El mundo occidental adora la libertad individual. ‘Yo debo realizarme, debo buscarme y ser yo mismo’. Pero cuando se trata de la libertad colectiva, no caben dudas. Eso es malo, se trata de nacionalismos, comunitarismos. Hay una desconfianza por la identidad cultural”, señala.

Wolton explica que el estereotipo del mundo tecnocrático es que el internet y la información representan el progreso, pero en el momento en el que son utilizados para resaltar la identidad colectiva, se vuelven peligrosos, instrumentos de manipulación. “Tengo una hipótesis teórica completamente opuesta. Propongo que cuanto más abierto es el mundo, las personas van a necesitar más conservar sus raíces. Si no queremos que la mundialización termine en guerra civil, debemos revalorizar el concepto de identidad cultural”, declara.

El académico pone el ejemplo del terrorismo. “En Francia estamos muy confrontados con el terrorismo. Decimos que, naturalmente, se trata del efecto de las visiones nacionalistas, las identidades. ¡No! Es un efecto de la apertura”, enfatiza Wolton, quien destaca que los ataques en París fueron perpetrados por ciudadanos franceses que vivían en la capital. En este sentido, no respetar las identidades culturales generó un sentido de falta de pertenencia. Esto, junto con otras variables, desató un deseo de revancha contra el país.

Facebook: Mira las fotos de la ceremonia donde el doctor Dominique Wolton fue nombrado doctor honoris causa.

 

Calificar (3 votes, average: 3,67 out of 5)
SUCEDE EN:
Departamento de Comunicaciones
Maestría en Comunicaciones

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO