27 de noviembre del 2014

¿Cuáles son los riesgos en la inversión en bancos, fondos de pensiones y seguros de salud?

Si bien los bancos, fondos de pensiones y seguros de salud ofrecen diferentes productos, los tres utilizan la misma materia prima y para obtener los mejores resultados, estas entidades tienen que administrar de mejor manera el riesgo inherente a las diversas inversiones. Aldo Quintana, docente del departamento de Ciencias Administrativas, explica cuales son estos riesgos.

Estas tres entidades ofrecen productos o servicios financieros y el concepto de riesgo es con respecto a la rentabilidad de las inversiones que hagan estos productos, los cuales pueden ser fluctuantes. Sin embargo, el profesor menciona que es importante entender que no se utiliza la palabra ‘riesgo’ con una connotación negativa, es más, se debe tomar como una oportunidad de inversión.

Tipos de inversión

Cada AFP tiene tres productos en los fondos de pensiones, entre las cuales los usuarios solo pueden escoger una de ellas y el aporte se hace de manera obligatoria. El fondo 1 es el más conservador, el 2 es el más balanceado y el fondo 3 es el agresivo. El profesor explica que para escoger el fondo se tiene que tener en cuenta el tema de la edad, mientras más joven es el contribuyente, más agresivo debería ser su fondo, porque este se invertirá en empresas con mayor volatilidad.

En el caso de los seguros, hay productos personalizados y están destinado más para gente adulta, la mayoría  de sus clientes provienen de las AFP como personas ya jubiladas en el sistema de pensiones que migra a un seguro y compran una renta, aquí también se hace de manera voluntaria. Por otro lado, los bancos tienen productos que si bien no los manejan, sí los distribuyen como es el caso de los fondos mutuos, pero que son manejados por una subsidiaria del banco como una administradora de fondos mutuos. El profesor explica que existen actualmente 86 fondos mutuos, lo que permiten que sean más personalizados y los aportes se hacen de manera voluntaria.

Tres tipos de riesgos

Ya que los tres tipos de productos son diferentes, la forma de medir el riesgo también es diferente. El primero consiste en las tasas de interés, donde si los tipos de interés caen, los activos tienden a revalorarse más. Existe el riesgo de mercado, que es cuando lo que fluctúa es el valor de un activo, es decir, si bajan los tipos de interés, el valor del activo puede subir y si suben los tipos de interés, el valor del activo puede caer en el tiempo.

El segundo riesgo es el de la liquidez, es decir, qué tan rápido puedes convertir el activo en efectivo y eso dependerá del tamaño del mercado. Por ejemplo, si un banco quiere vender una casa, un bono o una acción, si el mercado es grande, tiene más liquidez, y esta casa podrá venderse más rápido.

El tercer riesgo es el crediticio, en el que se cuestiona si el deudor pagará o no pagará el crédito. El profesor explica que este tipo de riesgo es más un tema reputacional, ya que no existe un modelo que pueda predecir esto. “El riesgo de liquidez y de mercado son cuantitativos, mientras que el crédito es cualitativo, por eso este tiene cierta subjetividad, el problema de esto es que siempre hablas con respecto al pasado, a cómo te fue antes”, explica Quintana.

Miedo al riesgo

Si bien la palabra ‘riesgo’ puede generar temor, esta debería tomarse como una oportunidad. El asunto está en cómo hacer para atenuar el riesgo, pues el profesor explica que esto se puede hacer realizando un estudio de mercado. Es cierto que hay oportunidades que en vez de hacer ganar capital, hacen que uno lo pierda, pero es imposible predecir el futuro. “Por eso con un análisis bien estructurado, con buenos comparables y viendo la estadística, uno se puede dar una idea, eso marca una diferencia”, agrega.

Por eso, el especialista explica que en el mercado existen diversas oportunidades desde las más rentables, como innovación y minería, pero que son altamente riesgosas, ya que dependen mucho de otros factores. Por ejemplo, tecnología es un rubro que requiere de un trabajo de experimentación de muchos años, pero encontramos empresas rentables como Apple y Google; o en minería, que la empresa se vuelve altamente rentable si encuentra una veta de oro o un gran reservorio de gas o petróleo, pero para llegar a eso requiere de años de exploración e investigación, lo cual requiere de mucho capital. Por otro lado, tenemos que las empresas menos riesgosas, por ejemplo, las de luz, porque son empresas que continuamente invierten, crecen y se expanden, haciéndolas rentables, menos riesgosas, pero su rendimiento es menor que las anteriores.

La clave de conocer los riesgos es por un ordenamiento de lo más riesgoso a lo menos riesgoso, lo importante es saber qué es lo más volátil, por eso a las personas jóvenes se les puede asignar inversiones volátiles. “Cada entidad, sea banco, AFP o seguros, dependiendo de los productos que ofrece, debe hacer su mezcla de activos y el área de riesgos no se descuadren de manera drástica, porque sus clientes son quienes les da su materia prima”, explica Quintana. Y aquí entra el tema de la confianza, las empresas tienen que generar rentabilidad a sus clientes, sino ellos se irán a otra entidad, y para que esta confianza no se rompa, existe un regulador que en este caso es la Superintendencia de Bancos, Seguros y AFP.

Calificar (1 votes, average: 3,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Departamento de Ciencias Administrativas

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO