13 de septiembre del 2016

Clases magistrales: Metodologías de clase para promover un aprendizaje activo

El Instituto de Docencia Universitaria (IDU) de la PUCP brindó un taller sobre clases magistrales activas a profesores de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), España. En una época marcada por el fácil acceso a la información a través de la tecnología, es necesario concebir las metodologías de clase como herramientas para promover un aprendizaje activo y participativo. Para Julio del Valle y Sylvana Valdivia, talleristas del IDU en la USC, las clases magistrales activas representan una opción en ese contexto.

La revolución de la WorldWideWeb comenzó hace poco más de veinte años y, desde entonces, ha sido imparable. La educación no es ajena a este hecho. El maestro en el aula compite con la abundancia de información disponible en la red. Con solo un click desde la computadora o, incluso, con tocar la pantalla de su teléfono, un estudiante obtiene tutoriales, libros y manuales con información muy similar a la que el profesor puede ofrecer en clase. En ese sentido, cabe preguntarnos cuáles son los nuevos roles de los docentes y estudiantes en estos contextos o cómo retomar la centralidad del docente en el proceso de enseñanza.

Por primera vez, un grupo de profesores del Instituto de Docencia Universitaria (IDU) realiza un curso de capacitación dirigido a profesores europeos. Julio del Valle y Sylvana Valdivia, director y jefa del Área de Formación del IDU, respectivamente, producto de lo que ellos consideran una grata casualidad, accedieron a dictar un taller sobre clases magistrales activas a profesores de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) de España.

Una clase magistral activa es una metodología tradicional acondicionada al nuevo contexto en el que la exposición de un docente no puede ser unilateral. En eso reside su rasgo activo. Julio del Valle explica que las clases magistrales no se ofrecen normalmente en los programas de capacitación docente porque son consideradas ‘tradicionales’, en oposición a una corriente que busca metodologías innovadoras. “No es una metodología que se visibilice de forma innovadora, pero es inevitable en una universidad donde hay grupos grandes. Buscamos convencer a los docentes que la exposición del tema tiene que integrarse con la finalidad de toda clase que no es solo trasladar contenidos, sino generar aprendizajes”, añade el director del IDU.

Según Sylvana Valdivia, existe mucha preocupación entre maestros respecto a cómo pueden ser percibidas las clases magistrales. Parte del discurso de muchas universidades está en dejar ciertas prácticas o metodologías y solo trabajar otras. “Nosotros, como instituto, proponemos partir de la reflexión del profesor para que encuentre la mejor metodología de trabajo en relación con los objetivos de su curso y lo que quiera lograr con los estudiantes. Algunos, incluso, quieren lo práctico y piden recetas paso a paso. Sin embargo, si obviamos las propias creencias del estudiante sobre su rol y su aprendizaje, perdemos un espacio rico y fundamental para que se genere esa reflexión. A partir de ahí podemos pensar en qué metodología conviene más”, comenta.

Este taller tuvo entre sus principales objetivos lograr que los profesores identificaran las características de una clase magistral y reconocieran las pautas para implementarla. Además, también se brindaron las pautas para que pudieran planificar una sesión de clase magistral activa. Al final de las dos sesiones, se alcanzó un cuarto objetivo: que los profesores de esta antigua casa de estudios reconocieran el valor de una clase magistral como herramienta para promover el aprendizaje activo.

Calificar (7 votes, average: 4,29 out of 5)
SUCEDE EN:
Instituto de Docencia Universitaria (IDU)

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO