10 de noviembre del 2015 | Suplemento Q

Alumno de Ingeniería Electrónica obtuvo el segundo puesto en Latinoamérica en Olimpiada de Microelectrónica

Jair Luis, alumno de Ingeniería Electrónica, obtuvo el segundo puesto en Latinoamérica en la primera etapa de la Olimpiada Internacional Anual de Microelectrónica en Armenia.

Cuando Jair Luis tenía 15 años, destapó su computadora y lo que descubrió fue un mundo nuevo para él. Esos circuitos complejos que se integraban entre sí le provocaban imaginar pequeñas ciudades, cuyas relaciones movían ese universo que solo había conocido a través de la pantalla. “Quería saber cómo, con cosas pequeñas, se podía controlar tanto”, cuenta.

Con ese afán curioso decidió estudiar Ingeniería Electrónica. Su pasión fue tanta que, desde marzo de 2014, ingresó al Grupo de Microelectrónica de la PUCP. “A mí me gusta más la parte digital de la microelectrónica porque no tienes resultados exactos, como las matemáticas. Puedes variar los parámetros para tener una mejor solución. Como no hay un circuito perfecto, puedes buscar nuevos caminos”, dice.

Y es a través de este grupo que Jair, ahora con 20 años, tuvo la oportunidad de participar en la Olimpiada Internacional Anual de Microelectrónica, organizada por la empresa Synopsys, donde alumnos de diversas universidades de 30 países del mundo tienen que demostrar todos sus conocimientos en el campo de la microelectrónica a través de exámenes.

En la primera etapa, que se desarrolló en mayo de este año, Jair se ubicó primero en el Perú y segundo en toda Latinoamérica, logros que le dieron el derecho a participar en la final, que se desarrolló en la tercera semana de octubre en Armenia. Si bien en esta oportunidad no pudo alcanzar el podio, fue reconocido por la organización debido a los méritos ya alcanzados.

Tener la oportunidad de conocer la nieve o distraerse con el ajetreo de la ciudad de Ereván representa un aprendizaje para cualquier joven de su edad, más allá de la experiencia académica. “Para mí, fue un viaje inolvidable”, cuenta. Y gracias a un programa de intercambio que le brinda la PUCP, el próximo año Jair irá a la Universidad Politécnica de Madrid. Su camino es seguir descubriendo el mundo.

Calificar (1 votes, average: 4,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Facultad de Ciencias e Ingeniería

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO