03 de febrero del 2016

Acusaciones de racismo en los Premios Óscar… ¿Sucede lo mismo en nuestro país?

Este año, los Premios Óscar se realizarán en medio de polémicas debido a que, por segundo año consecutivo, ningún actor, o actriz, afroamericano ha sido nominado. Santiago Alfaro y Wilfredo Ardito analizan esta problemática, y la comparan con la del país.

Las críticas –iniciadas por Jada Pinkett Smith y Spike Lee – indican que la academia está ignorando las actuaciones de artistas afrodescendientes. Algunos actores blancos, tales como Michael Caine y Charlotte Rampling, han respondido que no se le puede dar el Óscar a un actor “solo por ser negro”. Sin embargo, ¿cuántas oportunidades tiene realmente un actor o actriz afrodescendiente para mostrar su talento?

La pregunta no es fácil de responder. “La tendencia es que la mayoría de las películas sea de blancos, al igual que las de mayor exportación. Ha habido un proceso de incremento de la presencia afro, pero no es tan radical. El actor Chris Rock decía que Hollywood es una industria cultural blanca. Eso es cierto”, explica Santiago Alfaro, sociólogo de la PUCP y jefe de la Oficina de Evaluación de la Investigación.

Alfaro hace hincapié en que existen factores que dificultan que los actores afroamericanos –así como los que pertenecen a otras minorías étnicas- puedan competir en igualdad de condiciones con los actores blancos en la industria hollywoodense.

Un primer factor hace referencia a los roles asignados. “Si los afroamericanos solamente cumplen roles secundarios o roles como afros, hay muchas menos oportunidades de acceder a los premios”, refiere. Según el sociólogo, existe una mayor cantidad de películas que se pueden definir como afroamericanas, sin embargo, estas conforman un mercado casi paralelo, interno, un mercado de nicho. En este sentido, Alfaro explica que se deberían promover los papeles “ciegos al color”, en los cuales los actores y actrices de minorías no representen a su raza, o a lo que estereotipadamente pueda pensarse al respecto, que no dependan de ello.

Por otro lado, el gusto por el cine y la actuación están desigualmente distribuidos. “¿Qué hace que las personas blancas de clase media se interesen por la actuación? La educación pública falla al distribuir las competencias para poder decodificar, apreciar, y percibir el cine y la actuación. Eso tiene que ver con una distribución de los capitales culturales y económicos en la sociedad”, sostiene Alfaro.

Finalmente, no se puede obviar la historia de exclusión y discriminación que existe, así como las oportunidades que hay dentro de una sociedad. “Se tendría que hacer más películas afroamericanas y promover la diversidad de la composición de los miembros de la academia para tratar de evitar sesgos, que los que califiquen representen la diversidad existente en la sociedad, sin necesidad de quitarle el lugar a alguien.”

Situación peruana

¿Sucede lo mismo en nuestro país? Según Wilfredo Ardito, sí. El especialista en racismo y doctor en Derecho explica que la situación es más compleja y mucho más cuestionable. “Mientras en Estados Unidos se trata de una mayoría blanca sobrerrepresentada, en Perú estamos hablando de una minoría con alta presencia en los medios. Las series de televisión, la publicidad, el cine y las producciones teatrales son productos donde los actores blancos tienen más posibilidades de aparecer”, explica el abogado.

2016_01_Wilfredo-Ardito-046

Doctor en Derecho. Profesor del Departamento de Derecho PUCP

 

Según Ardito, el racismo en el Perú es mucho más explícito que en Estados Unidos. Este se ve reflejado y retroalimentado por los medios de comunicación, y, a diferencia de lo que pasa allá, acá es muy normal que las personas se expresen racistamente y no se sientan avergonzados por ello. “Habría que comparar lo que pasa en un país como Estados Unidos, donde la opinión pública cree que el racismo es malo, con lo que pasa en un país como Perú, donde mucha gente no se cuestiona su propio racismo, e incluso lo ha naturalizado”, refiere.

El problema con esta situación -añade Ardito- es que genera problemas de autoestima en la mayor parte de la población. “No es casualidad lo que ha sucedido en los últimos días, cuando se publicó la noticia de que Will Smith no quería ir al Óscar. En los comentarios de los portales de noticias, se leían comentarios terriblemente racistas de muchos peruanos tales como ‘Quién te va a extrañar, tú que te has creído, negro acomplejado.’ Yo creo que a Will Smith no le hubieran dado ningún papel en el Perú”, concluye.

Calificar (1 votes, average: 5,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Vicerrectorado de Investigación
Departamento de Derecho

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO