25 de marzo del 2017

100 años al servicio del país

El viernes 24 se desarrolló la apertura del año académico 2017, acto en el que nuestra comunidad universitaria conmemoró los primeros cien años de la fundación de la PUCP.

Pese a que el mundo ha cambiado mucho en estos 100 años, la PUCP ha mantenido su esencia desde su fundación, en 1917. Por ese motivo, el viernes 24 de marzo, se realizó la ceremonia de apertura del año académico en el Coliseo Polideportivo. La ceremonia se inició con la Misa de Acción de Gracias, presidida por el cardenal Giuseppe Versaldi, Gran Canciller de nuestra Universidad. Después de proclamar la parábola de la sal y la luz en el Evangelio, el cardenal Versaldi destacó la importancia del legado del R.P. Jorge Dintilhac, al fundar la Universidad con el objetivo de promover la educación de los jóvenes según el pensamiento cristiano. “Agradecemos al Señor por quienes han continuado esta obra en este siglo y han desarrollado aquella inspiración profética sabiendo adaptar la idea original a los cambios necesarios ante las exigencias de la Iglesia y de la sociedad civil”, expresó.

Retomando el Evangelio, Versaldi también recordó la importancia de los seguidores de Cristo y cómo estos deben mezclarse en el mundo para darle sentido. “Encontramos una preciosa indicación para toda la vida de la Iglesia, pero también para nuestras instituciones educativas, hasta los grados superiores de las mismas. El saber y la ciencia son el vasto campo del mundo donde el hombre ejercita las más altas cualidades en búsqueda de la verdad y el bien para su progreso”, enfatizó.

El Gran Canciller también vinculó este pasaje litúrgico con la misión de las universidades. “Todo esto significa que la vida de una universidad tiene que resplandecer no solo por la densidad de su enseñanza. Sino también ser el testimonio de la caridad en sí mismo y ante los demás. Un testimonio que permita encontrarnos con Jesús para restituir la esperanza y la alegría de los hombres”, concluyó.

Comunidad PUCP se reunió en el Coliseo Polideportivo para conmemorar los primeros 100 años de nuestra Universidad.

UNA META, UN NUEVO INICIO

Luego de la misa, se instaló una mesa de honor con la presencia del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski; el rector de la PUCP, Dr. Marcial Rubio Correa; la vicerrectora de Investigación, Dra. Pepi Patrón; el vicerrector académico, Dr. Efraín Gonzales de Olarte; el vicerrector administrativo, Dr. Carlos Fosca; el Gran Canciller, cardenal Giuseppe Versaldi; y el R.P. Gustavo Gutiérrez.

El coro de madrigalistas de la Universidad cantó el Himno Nacional y el himno universitario Gaudeamus Igitur. El secretario general de la PUCP. Dr. René Ortiz, leyó el Decreto Supremo que fundó a nuestra Universidad, entonces firmado por el presidente José Pardo y Barreda.

En estos cien años, hemos logrado construir una verdadera comunidad de profesores, alumnos, egresados, graduados y trabajadores, que comparte el ethos especial de combinar la búsqueda de la excelencia académica, tanto en la enseñanza como en la investigación, con el objetivo de servir a nuestros hermanos y hermanas, a nuestra sociedad, a nuestro país. Todo ello bajo la iluminación de la verdad revelada, que se refleja en nuestro lema: que la luz brille en las tinieblas”, manifestó el Dr. Rubio.

Si bien esta ceremonia sirve para conmemorar la historia de la PUCP, el rector hizo énfasis en la necesidad de marcar un nuevo punto de partida. “Este año centenario es un momento de reflexión y de impulso hacia el futuro con todas las convicciones que he mencionado y con todas las incertidumbres que el futuro alberga”, añadió. A su vez, dedicó parte de su discurso para recordar el compromiso de nuestra comunidad con todos los afectados y víctimas de los desastres naturales.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski recordó su paso por nuestra Universidad y señaló que la PUCP tiene una misión muy importante en la construcción del futuro de nuestro país.

Acto seguido, el R.P. Gustavo Gutiérrez compartió con los asistentes una lección inaugural en la que recordó el carisma con el que se inició la historia de la PUCP y cómo esta se ha preservado a lo largo de los años. También comentó sobre la problemática de la pobreza y la necesidad de la solidaridad, la cercanía y el reconocimiento de la diversidad plural. Por eso también hizo referencia a la parábola del buen samaritano, además de recordar que el prójimo es el pobre o el que sufre y que también podría ser una persona de otro credo o cultura. “Nos cuesta reconocernos plurales culturalmente. Hay que insistir en ese reconocimiento, esa es una expresión y un servicio. Hay que profundizarlo y tratar con todo respeto a las personas de diferentes culturas. No ocurre eso en todas las instancias y universidades que tenemos hoy en el país. Formar personas, respetarlas; considerar y valorar sus aportes, su arte”, reflexionó Gutiérrez.

Por su lado, el presidente peruano comentó: “Una universidad como la PUCP, en la cual tuve suerte de ser miembro de la facultad, hace 50 años, tiene una misión muy importante en construir el futuro. Una función que ha cumplido con éxito es que, de mis 18 ministros, 8 son de la PUCP”. Antes de dar por inaugurado el año académico, el cardenal Versaldi compartió el mensaje y la bendición del papa Francisco para toda la comunidad universitaria.

EN LA WEB:
Mira fotos de la ceremonia de apertura del año académico en el Facebook de la PUCP.

Calificar (8 votes, average: 4,38 out of 5)

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO