30 de septiembre del 2015

Laboratorio de Materiales es designado Centro de Innovación Tecnológica

Denominación, por parte del Ministerio de la Producción le permitirá fortalecer el desarrollo de la industria en el ámbito nacional.

Hace 42 años se creó el Laboratorio de Materiales como parte de la Sección de Ingeniería Mecánica de la PUCP. Desde ese entonces ha tenido como prioridad atender de forma intensiva a los alumnos de pregrado y posgrado, apoyar la investigación y brindar servicios a la industria. Ahora, y gracias a la prestación de estos servicios, ha sido designado como Centro de Innovación Tecnológica (CITE) por el Instituto Tecnológico de la Producción (ITP), adscrito al Ministerio de Producción, con la finalidad de aumentar sustancialmente la productividad de las empresas nacionales.

“Por un lado, sentimos una gran alegría y, por otro, sabemos que ahora tenemos una gran responsabilidad. La idea es apoyar a la industria nacional a desarrollarse y ser un CITE ejemplar”, comenta el Mg. Aníbal Rozas, jefe del Laboratorio de Materiales. Según él, el gobierno, a través del ministro de Producción, el Dr. Piero Ghezzi, tuvo la iniciativa de implementar nuevos CITE para el 2016 y fortalecer los que ya existían, como los de calzado, madera, moda, café, entre otros.

En el caso de nuestra Universidad, el Laboratorio de Materiales es más transversal y, de esa manera, puede apoyar a todos los demás CITE en el control de calidad. “Esta designación es un reto para hacer cosas que normalmente no hacemos”, afirma Rozas. La filosofía de ser un CITE es dar una mano a las pequeñas empresas que necesitan asesoría para tener controles de calidad o acceder a información sobre los financiamientos que ofrece el gobierno para fortalecer la producción. “El gobierno se apoya en nosotros con la infraestructura y el equipamiento, y nosotros podemos ayudar a los pequeños empresarios a crecer y mejorar su producción tecnológica”, añade.

Por su parte, el vicerrector administrativo de la PUCP, el Dr. Carlos Fosca, resalta que lo ocurrido le permitirá al Estado asignar importantes recursos económicos a través de convenios de desempeño que le permitan al laboratorio mejorar su equipamiento para impulsar la innovación en el sector empresarial. “De esta manera, el CITE se convierte en un puente muy eficaz para la transferencia tecnológica desde la universidad hacia la empresa”, señala, y también resalta que esta designación permitirá a los estudiantes encontrar un espacio el aprendizaje práctico y para participar en el desarrollo proyectos reales en empresas nacionales. “El futuro como ‘CITE Materiales –su nuevo nombre– estará ligado estrechamente al apoyo de pequeñas y medianas empresas que deseen su competitividad mediante la capacitación de su personal o del desarrollo de proyectos”, puntualiza Fosca.

Laboratorio de calidad

El Laboratorio de Materiales está ocupado en su mayoría por máquinas especiales que permiten hacer ensayos mecánicos, radiografías, soldaduras e inspecciones a los materiales que llegan para pasar el control de calidad respectivo. Por ejemplo, actualmente, en la sala central hay pedazos rotos de tuberías que se analizan para encontrar el motivo de su falla. A un lado, y apoyados en la pared, unos escudos de Policía esperan su turno para ser impactados con objetos contundentes y probar si son resistentes o no. Así, el Laboratorio de Materiales brinda la evaluación de componentes y control de calidad de productos y maquinarias de proyectos, como el gasoducto de Camisea, o de empresas, como Graña y Montero, Backus, entre otras.

“Verificamos todo lo que se refiere a pernos, planchas y soldaduras de casi todos los proyectos del país. Es un tema trabajoso, pero nos gusta hacerlo ya que así podemos ampliar nuestra infraestructura”, afirma Rozas. “Son cientos de probetas que se evalúan, muchos días de trabajo y hay veces en las que tienen que volver a hacer la evaluación. Todo eso para que el trabajo que realicen estas empresas pueda darse sin ningún inconveniente”, agrega.

Una de las salas del laboratorio tiene la inscripción de “Sala de microscopía y microanálisis” y contiene un microscopio electrónico que, conectado a tres pantallas, permite examinar un material con 250 mil aumentos. “Este microscopio puede hacer que veas la pulga de la pulga. Y no solo eso, también el ojo de la pulga de la pulga. Así de potente es”, explica didácticamente Rozas, mientras abre la puerta de la “Sala de ensayos no destructivos”, el cual posee máquinas capaces de hacer radiografías a placas de metal. Estas llegan para ser verificadas y para pasar un análisis sobre su composición.

De esta manera, el Instituto Tecnológico de la Producción llevó a cabo una evaluación del laboratorio para analizar sus principales cualidades y decidir si cumplía con los requisitos para convertirse en un socio estratégico del sector productivo. Carlos Fosca afirma que, al verificar la experiencia y conocimiento especializado de los miembros del Laboratorio de Materiales, la calidad y capacidad de sus instalaciones y la larga trayectoria de prestación de servicios al sector productivo peruano, se resolvió que la PUCP contara con un “CITE Materiales” que, sin duda alguna, fortalecerá el compromiso que tiene nuestra Universidad con el país.

Calificar (1 votes, average: 5,00 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO