23 de septiembre del 2014

“Si damos una alternativa de calidad, sean buses o bicis, el tráfico va a disminuir”

Timothy Papandreou

Subdirector de la Agencia de Transporte Municipal de San Francisco

El especialista habla de su experiencia y expone los puntos clave para alcanzar un transporte sostenible.

¿Por qué se caracteriza un sistema de transporte sostenible?

Debe ser un sistema que funcione, que te lleve a donde necesites, que no desperdicie energía ni recursos y que por tanto sea accesible para todos: desde los que tienen dinero hasta los más pobres.

¿Qué tan caótica le parece Lima comparada con San Francisco?

Es distinta, pero no tanto. Estoy acostumbrado al caos porque, aunque nuestro sistema parezca más ordenado, todo el transporte es caos. Lo veo como una maratón. Algunas ciudades están al inicio, otras a la mitad y otras más cerca a la meta, pero todos trabajan en mejorar el sistema de transporte. Lima tiene grandes oportunidades y pueden hacer muchas cosas buenas si se concentran en hacer las calles para las personas.

¿Cuáles son los primeros pasos para tener un transporte sostenible?

Es muy simple: tienes que entender tu ciudad, tu territorio y sobre todo qué es un limeño. Y eso incluye preguntarse si a los limeños les gusta la playa, las montañas, si les gusta bailar, dónde trabajan. Pedir información continuamente es clave para construir mejores sistemas. Sabiendo quiénes son, tienen que preguntarse quiénes quieren ser y cómo quieren vivir. ¿Quieren vivir en espacios en los que se sientan cómodos caminando y tener las cosas cercanas entre sí? Eso facilita mucho saber cómo quieren movilizarse y es útil para planificar a largo plazo, 25 años, pero necesitan un plan estratégico con metas que no sean a más de cinco años. Y el detalle tienen que ser acciones inmediatas.

¿Cómo fue la transición en su caso?

Para nosotros fue terrible. Hace unos catorce años, poco antes del boom económico, era imposible moverse por la ciudad y eso hizo que la gente quiera un cambio. Pero no fue sino hasta el 2004 que este malestar se transformó en discusiones serias y tardó hasta el 2008 para que estos cambios se conviertan en leyes, en ordenanzas efectivas. Lo más importante fue que en el 2010 el Concejo municipal nos dijo que en cinco años teníamos que reducir los viajes en carros particulares del 63% al 50% del total de los viajes. Juntamos la data disponible, elegimos buenas prácticas que ya se han puesto en práctica en el mundo y empezamos a probar y probar: ¿funcionará pintar las ciclovías de verde? ¿funcionará pintar los carriles para transporte público de rojo? ¿Por qué rojo y no azul? Tienes que elegir, pero con acciones inmediatas. Si te equivocas replanteas, pero tienes que trabajar. Y cada tres meses salimos al frente a decir “hicimos esto” y enseñamos sus beneficios porque si no la gente cree que no haces nada y se ponen en tu contra.

¿Cuál fue su prioridad?

Empezamos a invertir enfocándonos en el peatón y el ciclista. Pusimos énfasis en reducir los accidentes y pintamos las ciclovías de verde y los carriles de transporte público de rojo. En un año cambiamos el paisaje de las calles. Así, del 2010 al 2014, redujimos los viajes en coches del 63% al 54% del total. Con una inversión de solo 15 millones de dólares casi duplicamos los viajes en bici pasando del 1.9% al 3.5% del total, y en una calle emblemática logramos que, mientras en el 2004 pasaba una bici por cada tres carros, ahora pasan tres bicis por cada carro. El Concejo Metropolitano nos ordenó construir 16 Km. de ciclovías al año e incluso nos pasamos cinco años educando a los policías porque ellos mismos cuadraban sus carros en las ciclovías.

¿Y qué acciones tomaron en cuanto al tráfico vehicular?

El 20% del tráfico es causado por los carros que buscan parqueo, así que creamos una aplicación para teléfonos móviles que te indica qué calles tienen más estacionamientos libres. Aunque suene chocante también redujimos el número de estacionamientos y los convertimos en terrazas. Los negocios tuvieron miedo al inicio pero los convencimos con data: 80% de los que van a sus establecimientos llegaban caminando y ellos gastan más que los que llegan en carros. A las construcciones nuevas les permitimos pocos estacionamientos y hacemos que colaboren con el transporte público. Desincentivamos movilizarse en carros privados pero siempre dando opciones. Quienes conducen en ciudades no lo hacen porque les guste, sino que no tienen otra alternativa. Si les damos una alternativa de calidad, sean buses o bicis, el tráfico va a disminuir.

Entre el miércoles 17 y el viernes 19 de septiembre se desarrolló en Lima el seminario internacional Ciudades Sostenibles y Cambio Climático, en el Centro Cultural PUCP, coorganizado por INTE-PUCP; Ministerio del Ambiente; Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; Municipalidad de Lima; Fondo MiVivienda; Banco de Desarrollo de América Latina (CAF); Agencia Francesa de Desarrollo y AVINA. Timothy Papandreou fue ponente de la mesa de Mitigación.

 

Calificar (No Ratings Yet)
SUCEDE EN:
INTE-PUCP

DEJA UN COMENTARIO