13 de octubre del 2016

“Los docentes tienen el desafío de juntarse para integrar el aporte de cada curso”

Dieudonné Leclercq

Doctor en Ciencias de la Educación de la Universidad de Liège (Bélgica)

Los docentes necesitan destacar el aporte de su curso en función al plan de estudio de cada especialidad. El Dr. Dieudonné Leclercq de la Universidad de Liège en Bélgica detalla cuáles son las competencias que deben desarrollar los futuros profesionales para el servicio de la sociedad.

¿Cuál es el aporte del enfoque por competencias a la educación superior?

Los alumnos se preocupan por estar preparados para enfrentar los desafíos del mercado en el futuro, pero tradicionalmente hay poca preocupación por explicar el propósito de cada curso. Por eso, el enfoque por competencias ofrece a los estudiantes una visión sobre la utilidad de cada contenido y por qué es necesario estudiarlo. Los docentes tienen el desafío de juntarse para conseguir situaciones que integren el aporte de cada curso. Estas situaciones dan una visión de la realidad compleja en la vida profesional y dan significado a cada contenido que aprendemos. Si los alumnos tienen eso claro, pueden contribuir al desarrollo de esa competencia. Pero si no saben a dónde vamos, no es posible tener avance o trazar nuevos caminos.

¿A qué se refiere con tener un enfoque de programa en la formación universitario?

Usualmente los que conciben un plan de estudio trabajan en base a contenidos. Cada uno tiene una visión de su propio contenido. Por ejemplo, un docente del curso de matemática en el plan de estudios de ingeniería se esfuerza para que esta materia sea muy rigurosa y coherente en términos de matemática. El problema es que los estudiantes no se preocupan de las matemáticas por sí misma, sino de su futuro empleo y de sus competencias como profesional. Lo más difícil para los docentes es reunirse para integrar los contenidos. Cada profesor debe hacer un poco de abstracción de sus cursos para considerar las competencias y después preguntarse cómo puede contribuir a que  se desarrollen estas capacidades. Por supuesto, se tratará de matemáticas, pero teniendo presente el ‘para qué’.

¿Cuáles son las competencias requeridas en la formación universitarias?

Leyendo la literatura durante décadas, he observado que la mayoría de los autores mencionan listas que se pueden estructurar en una más pequeña de cuatro categorías. Esta lista puede ser representada con un armario con cuatro cajones.

El primer cajón alberga las competencias específicas de un ámbito o especialización profesional. El problema de la especialización es que es poco transferible. Por ejemplo, un estudiante que se ha dedicado años para ser médico y luego quiere dedicarse a la música debe empezar desde cero. El segundo cajón lo conforman las competencias instrumentales, es decir, los instrumentos generales que son transferibles y sirven en todas las profesiones. Entre ellos  leer, hablar idiomas extranjeros, utilizar el internet. El tercer cajón tiene las competencias metacognitivas, por lo tanto, de la percepción o el juicio que tenemos sobre nosotros mismos, de nuestras fuerzas y debilidades. Gracias a ello sabemos en qué situaciones y con qué tipo de colaboradores trabajamos bien. No existe ningún libro que diga quiénes somos. Debemos vivir y experimentar para descubrir quiénes somos y adaptarnos. El cuarto cuenta con las competencias dinámicas, como la de afiliarse a un grupo, emprender proyectos, movilizar a otros alrededor y dar valor agregado.

El símil también se aplica a los barcos. Si contemplamos el aspecto más visible, estos tienen diferentes formas exteriores, como los barcos de guerra, de pesca, rompehielos, etc. Sin embargo, todos los barcos tienen instrumentos generales como las anclas y los motores. Por otro lado, todos los barcos tienen paneles de control que permiten ver dónde está, a dónde va, si tiene combustible, peso, inclinación; esta sería la metacognición. Por último, el piloto hábil que tiene los mandos y que sabe cuándo acelerar o frenar; es decir, las competencias dinámicas.

¿Por qué es tan importante realizar estas evaluaciones de competencias en situaciones complejas?

Cuando hay un accidente con muchos heridos y el médico dice que no sabe cómo intervenir, entonces quién lo hará. Para servir a la sociedad y al país, las universidades forman especialistas capaces de enfrentar una situación complicada. Esto no es solamente un reto para estos centros educativos, sino también un deber, así no lo exija la ley.

Calificar (2 votes, average: 5,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Dirección de Asuntos Académicos

DEJA UN COMENTARIO