03 de julio del 2017

“Las personas sordas son tan capaces como cualquier otra persona”

Sabrina Smith

Intérprete de lenguaje de señas certificada por el Registro de Intérpretes para Sordos (EE.UU.)

En un salón de clases lleno de estudiantes que escuchan con un docente que también puede escuchar, hay un estudiante sordo que precisa un intérprete para aprender. El trabajo de la Dra. Sabrina Smith, intérprete educativa de larga trayectoria, es asegurar que los estudiantes sordos tengan acceso, en su propio lenguaje, a la misma información que las personas oyentes.

¿Es una práctica usual en Estados Unidos que los niños tengan un intérprete en la escuela?

Si un estudiante sordo está en un entorno predominantemente de gente oyente, se le provee intérpretes. Tenemos leyes en EE.UU. que dicen que esto es un derecho. Colocan en el plan de educación individual lo que es necesario para el estudiante sordo. Puede ser terapia del lenguaje, terapia ocupacional o un intérprete.

¿Afecta en la interpretación la calidad de la información que reciben los estudiantes?

Usualmente, hay dos intérpretes para un estudiante. Cuando interpretas, transfieres información del inglés, procesas la información para cambiarla y ponerla en un lenguaje diferente. Estudios demuestran que luego de un tiempo, aproximadamente 20 minutos, comienzas a perder información. Pasado ese periodo, no puedes captarlo todo y es más difícil mantener el ritmo por cambiar constantemente de lenguaje. Entonces, hay otro intérprete en el aula que me avisaría si estoy perdiendo información sin darme cuenta. Así aseguramos que el estudiante sordo tenga acceso completo a la comunicación.

¿Entonces los límites de la interpretación pueden afectar su acceso a la educación?

Ellos tienen el acceso a la comunicación y a la educación en tanto tienen derechos, como recibir intérpretes o anotadores que tomen notas por ellos. Sin embargo, ellos no tendrán el acceso completo que los alumnos oyentes sí. Si un intérprete está transfiriendo la clase y otra gente empieza a hablar o a gritar algo al mismo tiempo que el profesor, el intérprete no podrá captar toda la otra información. Así que hay límites en tanto solo puede captar lo más importante en ese momento.

¿Es responsabilidad del Estado que los niños sordos tengan dos intérpretes?

En efecto, todo sistema escolar debe pagar por el intérprete. Todo niño y niña en los EE.UU. tiene derecho a la educación gratuita hasta el décimo segundo grado, incluidos los niños sordos. También tenemos escuelas para sordos, donde los niños aprenderán hasta que se gradúen (desde el kindergarten hasta el grado 12). Ese es un acceso más completo porque todos los estudiantes de la escuela son sordos.

¿Cómo interpretar de forma correcta para una persona sorda?

Todos tenemos distintas personalidades, por lo que, como intérprete, no puedes interpretar de una sola forma. Debes estar en sintonía con tu interpretado. Todo el tiempo estoy con personas sordas con distintas personalidades, y hay personas sordas buenas y malas. Si un estudiante sordo está molesto y empieza a gritar al profesor, yo no podría decir, en tono tranquilo, ‘estoy muy molesta contigo’. Debería enfurecerme como él. Tengo que cambiar mi forma de hablar para estar a la par del interpretado y que tenga lo que necesita.

¿Cuál es la diferencia principal que existe al enseñar en los distintos niveles educativos?

Son muy diferentes. Cuando trabajas en la escuela elemental es mucho trabajo según el nivel del niño y cuántas señales saben. Un niño puede ir a la escuela sin entender nada de señas, porque sus padres son oyentes y no le enseñaron el lenguaje. En ese caso, no solo debemos mostrarle señas y enseñárselas, sino también interpretar lo que la profesora está diciendo. Cuando son más pequeños tienes que hacer más redirección. En otras palabras, obtener su atención, pedirles que te vean. Enseñarle cómo utilizar la interpretación, que no deben de preguntarme, sino alzar la mano y preguntar al docente. Fomentamos la relación entre el estudiante y el docente, todo el camino hasta el grado 12.

¿Y en los siguientes pasos?

Cuando llegan a la enseñanza media, empiezan a aprender a ser más independientes. En este punto, fomentamos más la independencia. Que no dependan del intérprete ni de nadie, que obtengan ese sentimiento de orgullo por ser capaces de hacer las cosas ellos mismos. Usualmente, para el momento que la enseñanza superior se aproxima, se están preparando para la universidad y el estudiante de secundaria toma sus decisiones. Ellos podrían quedarse dormidos en clase y nosotros no los despertamos porque depende del profesor. El estudiante tiene que lidiar con cualquier indisciplina. Si es irrespetuoso, tendremos que decirlo. El profesor tendrá que disciplinar o enviarlo a la oficina de disciplina. Como intérpretes, cuanto más grandes son, nos involucramos menos para prepararlos para la universidad y la adultez. Es como una progresión hasta que puedan lidiar con las cosas ellos mismos. Y de hecho lo logran. Las personas sordas son personas y punto. Son muy capaces, como cualquier otra persona.

El perfil:

Nombre: Sabrina Smith
Nacionalidad: estadounidense
Grado académico: doctora
Trayectoria: se desempeña en el campo de la interpretación por más de 20 años. Trabaja como intérprete educativa en el nivel elemental, medio y secundario. También trabaja con estudiantes de pregrado y posgrado. Forma intérpretes y capacita a padres de niños sordos.

¿Para qué nos visitó?

Evento: Conversatorio “Educación e intervención temprana, derechos de los niños sordos”
Organizadores: Grupo de Investigación Señas Gramaticales y EE.GG.LL.

Calificar (1 votes, average: 5,00 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO