10 de abril del 2017

“La depresión es una condición mental importante, una condición muy humana”

David Taylor

Director del Estudio de Depresión con Adultos de la Tavistock & Portman NHS Trust (Reino Unido)

Alrededor de 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión y es una de las principales causas de discapacidad, según la OMS. Esta enfermedad se ha convertido en una de las más frecuentes, pero es, a su vez, silenciosa en el ámbito de la salud. Muchas personas optan por abandonar o no seguir un tratamiento, lo cual genera conductas perjudiciales para sus vidas y su entorno, especialmente si es de larga duración. Ante ello, el psicoanalista Dr. David Taylor, quien ha investigado temas relacionados con el psicoanálisis y la psicopatología de la depresión, realizó un estudio sobre depresión en adultos (ADTS) como un aporte para la prevención de esta enfermedad.

¿Cuál ha sido la importancia y la principal motivación para la realización de esta investigación?

La depresión es un tema muy complejo. En todo el mundo existe una gran cantidad de personas que viven y realizan sus actividades por debajo de los niveles normales de los que deberían. Esto puede deberse a problemas emocionales y/o de motivación y porque se sienten mal en lugar de sentirse productivos. La mayoría presenta depresión y está medicada, lo que lleva a que esta enfermedad sea una de las principales causas de discapacidad en el mundo. Si bien en muchos países desarrollados se designa cierta cantidad de dinero para su prevención, en muchos otros aún hay personas que siguen a la espera de un plan estratégico de salud.

Más allá de ello, también afecta el día a día de las personas. ¿De qué manera influye en sus capacidades mentales para desenvolverse en el entorno?

Esa es otra de las razones del estudio. Saber cómo está funcionando la mente humana en algunas ocasiones responde a qué tipo de personas somos, entonces es necesario conocer qué está pasando. La depresión es una condición mental importante, una condición muy humana. Más allá de cómo la entendamos, es un tema muy amplio y probablemente sea esa una de las razones por las que se elige estudiarla. Es un desorden de autoconcepción, que provoca que los matrimonios se rompan, que algunas mujeres no puedan tener hijos y que pierdan sus trabajos, y que alarga la enfermedad por varios meses.

Sin embargo, en varias ocasiones, son muchas las personas que optan por mantener estos temas en reserva.

Absolutamente. Muchos tienen sentimientos de lástima, se sienten infelices o insatisfechos con sus vidas, creen que todo es muy difícil para ellos, no quieren levantarse en las mañanas, tienen miedo de conocer otras personas, se sienten perdedores y, por todo ello, prefieren no comentarlo con nadie. Además, en muchas sociedades, los estigmatizan y eso, en definitiva, no contribuye con su mejoría. Hay que tener en cuenta que así como hay muchas personas que quieren sentirse bien y se recuperan, hay otras que no. Es ahí donde hay que atender el tema, porque estas personas comienzan a limitar sus vidas. Si se está mentalmente mal y no se mejora, empieza a ser un tema mucho más serio, pues se convierte en enfermedad y la experiencia es extremadamente destructora. Es una condición peligrosa porque, incluso, puede conducir al suicidio, hace que la persona no quiera cuidarse a sí misma o se lastime. Es un asunto muy serio, no es tan simple como decir que son personas débiles de carácter.

¿Cuáles son los principales factores que influyen en la mejora de las personas con depresión según el ADTS?

Mucho se ha hablado sobre la depresión y cómo se podría lidiar con ella. Incluso a pesar de la contribución genética, que ayuda a saber cómo funciona el cerebro, no se debe basar los tratamientos solo en ella. En la actualidad, también sabemos que muchas de las cosas que suceden en nuestra mente dependen del entorno en el que nos desarrollamos.

Y sobre el consumo de medicamentos antidepresivos, ¿qué tanto pueden llegar a aportar?

Es cierto que existen sustancias químicas en el cerebro y, por eso, hay muchos estudios neuroquímicos vinculados con este tema. Eso se conoce y está bien claro. Pero un tratamiento médico va más allá. Cuando se hace una pregunta, hay neurotransmisores funcionando en el cerebro, los mismos que se mueven al momento de desarrollar una enfermedad. No porque descubramos que hay cambios en nuestro cerebro significa que estamos generando un problema mental, son funciones normales. Varios tipos de adversidad o estrés, que se relacionan particularmente con pérdidas o dificultades en las relaciones, producen profundos cambios en la forma en la que funciona el cerebro, pero eso no significa que esa es la principal causa del cambio en la conducta y que debemos tratarlo desde ahí. En la mente humana, ocurren complejas interacciones en las que intervienen factores sociales y emocionales, y estos son los que finalmente influyen en la depresión.

¿PARA QUÉ NOS VISITÓ?

Evento: Conferencia “Estudio Tavistock de depresión con adultos. Telescopio estadístico y microscopio clínico”
Organizadores: Maestría en Intervención Clínica Psicoanalítica, Sociedad Peruana de Psicoanálisis

Calificar (4 votes, average: 5,00 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO