Ciencias sociales y comunicaciones
Entrevista

“Es factible que se realice el referéndum este año, pero solo sobre el tema del CNM”

El doctor en Ciencias Políticas y docente principal de nuestra Universidad analiza en qué contexto se ha planteado el referéndum, qué tan factible es que se realice este año y la idoneidad de las cuatro propuestas que el presidente pretende incluir en él.

Autor: Oscar García|Fotos: Tatiana Gamarra
Martín Tanaka

Martín Tanaka

Docente del Departamento de Ciencias Sociales

¿Considera que las cuatro propuestas que se incluirían en el referéndum son las adecuadas para enfrentar la crisis judicial y política?

La iniciativa del referéndum surge en el contexto del nombramiento de una comisión para la reforma del sistema de justicia. De esto se deduce la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Ahora bien, a esa discusión el presidente le agrega el tema de la reforma política, que surge por su iniciativa y sin habérselo consultado a nadie. Vizcarra presenta tres puntos que tienen una dudosa eficacia. En primer lugar, la reelección de congresistas, que no es claro que vaya a mejorar nada. También la propuesta del financiamiento de partidos políticos, que básicamente repite lo que dice la ley, solo que esta vez estaría en la Constitución. Por último, está la discusión de la reinstauración del bicameralismo, que es un asunto grande con muchas aristas. Al incluir estos temas, el presidente ha complicado el asunto, a tal punto que algunos dicen que quizá es mejor separar la parte judicial de la política e ir al referéndum en diciembre solo para aprobar lo referente al CNM, que es lo más urgente.

Ha habido diversas opiniones acerca de la intención del presidente de la República al proponer el referéndum. Algunos han dicho que fue un intento de mostrar su autoridad, otros que recogió el sentir de la gente, incluso Keiko Fujimori tildó sus reformas de populistas. Bajo su punto de vista, ¿por qué el presidente Vizcarra realizó este anuncio?

Él ha querido, con buen criterio, legitimarse ante la opinión pública. Manifestar que esto no es algo que solamente lo harán las élites, sino que el pueblo también va a pronunciarse. Considero que ha incorporado el tema de la reelección de los congresistas porque es consciente de que el Congreso es muy impopular y la gente va a estar feliz si sus miembros no se reeligen, a pesar de que esto va en contra de la especialización y acumulación de experiencia. Es un argumento para la tribuna. Luego, el que haya agrupado todas estas propuestas refleja una especie de confusión o falta de estrategia clara. Introduce lo del financiamiento, que no es nada nuevo en el fondo, y el bicameralismo, que es un asunto gigante y complicado. Incorporar estos temas va a complicar que salga lo que realmente nos importaba inicialmente, que es la reforma del CNM.

Recientemente, el presidente dijo que si se presentaban demoras exageradas por parte del Congreso, insistiría con el referéndum por medio de la recolección de firmas. Incluso, un colectivo ciudadano anunció que adquirirá el kit electoral para impulsar la consulta ciudadana. ¿Estos mecanismos son válidos? ¿Qué camino le parece el más adecuado?

Asumo que el presidente plantea la propuesta del referéndum porque lo considera un camino más rápido para cambiar la Constitución, pues se aprobaría en la legislatura actual y luego se pasaría al referéndum en diciembre. Es decir, tomaría seis meses. Si no es por esta vía, tendría que ser rectificada en dos legislaturas ordinarias del Pleno, lo que va a tomar un año. Ahora bien, el camino de recolectar firmar puede ser más largo. Realmente, no se sabría cuánto tiempo se necesitaría. Por supuesto, lo que busca el presidente al dar esas declaraciones es presionar al Congreso y hacer que se apure. Pienso que el Pleno va a acceder a que una parte del paquete sea aprobado, a fin de evitar la recolección de firmas.

En la situación actual, ¿considera factible que se haga el referéndum este año como pretende el presidente?

Sí considero que es factible que se realice el referéndum este año, pero solo sobre el tema del Consejo Nacional de la Magistratura, pues hay un consenso -relativamente hablando- sobre eso. Hay gente que dice: “Separemos lo judicial de lo político”. De repente, se inclinan por aprobar la reforma política en dos legislaturas ordinarias o hacer otro referéndum más adelante.