17 de noviembre del 2015

“El Perú necesita una gestión multisectorial”

Manuel Pulgar Vidal

Ministro del Ambiente y docente del Departamento de Derecho

El pasado 8 de noviembre, el presidente Ollanta Humala firmó el Decreto Supremo que oficializó la creación del Parque Nacional Sierra del Divisor, con más de 1.3 millones de km cuadrados, en las regiones de Ucayali y Loreto. Ese mismo día, el ministro Pulgar Vidal celebró la noticia en París, en una reunión preparatoria para la COP21, que confirmó la presencia de más de cien jefes de Estado en la cumbre. Regresó a Lima el jueves por la madrugada y, ese mismo día, recibió a PuntoEdu para hablar de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

¿Cuál es su lectura del paso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) a los ODS?

Este paso representa un triunfo significativo de lo ambiental. Recordemos que el concepto de Desarrollo Sostenible se acuña en 1987, cuando se publica el informe “Nuestro futuro común”, cuyo encargo y recepción se hizo cuando Javier Pérez de Cuéllar era secretario general de las Naciones Unidas. Han pasado 28 años, pero este concepto se ha convertido en una realidad, pues los ODS tienen lo ambiental a lo largo de sus 17 objetivos.

¿Cómo evalúa el cumplimiento de los ODM ambientales en nuestro país?

Desde una perspectiva histórica, tenemos un hito fundamental en 1990, cuando se dicta la primera regulación ambiental integral. A partir de entonces, hemos mejora do mucho en políticas, marcos institucionales, estándares ambientales y manejo de recursos naturales.

¿Qué indicadores concretos destaca?

Hemos mejorado bastante en el manejo de calidad del aire. Antes ni se medía, hoy tenemos estándares y planes de gestión en 31 ciudades, y, a muy corto plazo, el tema de la desulfurización de combustibles. También tenemos estándares de calidad del agua, que permiten un mayor monitoreo y un sistema forestal con reglas más claras –que dan derechos sobre el bosque, pero no generan su degradación–, impulsado por mecanismos de reducción de emisiones en deforestación y degradación. De hecho, ha mejorado significativamente nuestro manejo de áreas naturales protegidas, que ya tienen financiamiento. Mi gestión recibió cuatro regulaciones ambientales obsoletas y hoy tenemos ocho regulaciones nuevas.

La agenda internacional de lucha contra el cambio climático ha sido importante.

Ahí el Perú no solo ha demostrado liderazgo, sino que, al presentar su contribución nacional con una meta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de 30%, al año 2030, demuestra responsabilidad y acciones concretas. Estos proyectos son de manejo forestal, pero también incluyen procesos industriales, transporte sostenible o el manejo de residuos sólidos, donde el Minam está en el proceso de construir 31 rellenos sanitarios a nivel nacional. Trabajamos también la Estrategia Nacional sobre Bosques y Cambio Climático; la Estrategia Nacional de Lucha contra la Desertificación; el Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes, y somos muy activos en la Coalición de Clima y Aire Limpio, así como en el tema de contaminantes de vida corta. El Minam está siendo muy activo en el escenario internacional, pero también incorporando eso en regulaciones y prácticas nacionales.

¿Cómo afronta el Estado el trabajo intersectorial que requiere la transversalidad de lo ambiental en los ODS?

El reconocimiento internacional del concepto de los ODS provino de una acciónconjunta de Colombia y Perú en el 2011. Enfrentar los ODS requiere una estructura y formas de gestión transversales, siempre difíciles porque los Estados se organizan verticalmente y por sectores. La existencia de comisiones y grupos de trabajo, como se ha dado en la estrategia de cambio climático o la organización de la COP, es una forma a seguir para verificar el cumplimiento de los ODS. Tendremos que ir aprendiendo en el camino a establecer una gestión multisectorial y multinivel –que incluya lo regional y local–, que es la que el Perú necesita.

Es significativo que, a pesar de las batallas con otros sectores, esté por cumplir cuatro años en el cargo. ¿Este equilibrio de fuerzas en el Gobierno va a ser el reto a largo plazo?

Siempre. Yo no diría que han sido batallas, sino momentos de diálogo, porque las decisiones, a nivel de ministerios, se toman en unanimidad y tiene que haber convencimiento. Hay que saber cuándo hablar, cuándo callar y cuándo impulsar. Ese es el reto del Minam, un ministerio joven y pequeño. Hay que multiplicarse en ese esfuerzo de ser paciente, dialogar y persistir.

Calificar (No Ratings Yet)

DEJA UN COMENTARIO