Ciencias e Ingeniería, Psicología y educación
Entrevista

“El diálogo entre docentes es básico, ya que facilita la búsqueda de soluciones”

Interesado en la mejora constante de los estándares de calidad y la innovación en la educación universitaria, el Dr. Kevin Huggins -miembro senior de la acreditadora norteamericana ABET (Accreditation Board for Engineering and Technology)- brindó una conferencia sobre la importancia de la mejora continua en la educación superior.

Autor: Gabriela Pérez|Fotos: Alex Fernandez
Kevin Huggins

Kevin Huggins

Profesor de Ciencias Computacionales y Analítica en Harrisburg University of Science and Technology (Estados Unidos)

¿Qué evalúa ABET en las instituciones que se presentan a la acreditación?

ABET se basa en los resultados de los programas educativos, para poder efectuar una acreditación. En el pasado, la evaluación se enfocaba en las actividades que realizaban los profesores en las clases de los cursos que les correspondían, así como en el número de alumnos con el que trabajaban. Actualmente, el enfoque ha cambiado y se enfoca en lo que aprenden los estudiantes, es decir, se basa en observar el proceso de mejora continua del programa, y cómo esto impacta en la calidad y la excelencia de la educación y aprendizaje de los alumnos.

¿Qué factor determina un nivel óptimo en calidad educativa?

El proceso de mejora en el sistema educativo, en sí, es dinámico, ya que es ágil y está cambiando constantemente según las demandas del mercado, el perfil de los estudiantes y las metodologías de enseñanza. Entonces, para adecuarse a estas demandas, el programa educativo tiene que trabajar los objetivos que han definido acorde con ello, por ende el factor principal que determina que haya un buen nivel de calidad es la capacidad de adaptación que la institución tiene frente a estos nuevos requerimientos provenientes del entorno.

¿Cómo se lleva a cabo una correcta gestión de un programa de estudios?

Los docentes deben prepararse según la perspectiva del programa y preparar el camino de conocimientos para los estudiantes. Cada curso forma parte del sistema y es necesario estar pendientes de los resultados que genera, pues si este no contribuye a un resultado positivo, hay que analizar los motivos. Se deben revisar los temas trabajados y metodologías, para ver si son los más convenientes para el grupo y cumplen los objetivos de curso, relacionados con el programa. Entonces, lo que debe hacerse constantemente es medir cómo va, ajustar lo necesario y replantear los contenidos.

¿La mejora tiene que ver con las metodologías empleadas por los docentes?

Existen varias metodologías, pero aun así, cuando estás en el proceso de evaluación y vas midiendo la efectividad del programa, tal vez tengas que hacer un cambio en alguno de los cursos o en la dinámica pedagógica. Creo que una metodología, en particular, no es la clave, sino que hay que revisarla y ponerla a prueba, observar si es efectiva para el grupo, incluso se puede aplicar más de una metodología; la clave es encontrar el camino que resulte efectivo para el aprendizaje del grupo. Hay que mantener esa flexibilidad, pues los objetivos son muy importantes.

¿La capacitación constante de docentes es parte de esta mejora también?

Sí, pues el aprendizaje continuo se puede aplicar no solo a los alumnos sino también a los docentes. Es muy común, actualmente, encontrar en las universidades lugares especializados, como los centros de excelencia y emprendimiento, que buscan brindar contenidos actualizados a los docentes. Asimismo, existen cursos complementarios de pedagogía y metodologías, que brindan las herramientas con las que pueden mejorar la estructura de sus clases. Por último, el diálogo entre docentes es básico, ya que facilita la búsqueda de soluciones, al basarse en la experiencia de otros grupos.

Entonces, el diálogo es una herramienta fundamental.

Si no hay diálogo, no hay avance; con la comunicación todo es más dinámico y se pueden solucionar problemas de manera más eficiente. Es básico para que una organización pueda funcionar, pues precisamente la mayoría de complicaciones surge cuando existe una clara falta de diálogo e intercambio de ideas. Además, la actitud de servicio, vocación y compromiso son importantes, pues permite tener una mayor apertura a nuevas ideas y motivación constante. Es importante recalcar, también, que el hecho de vivir en una época en la que la tecnología se encuentra en todas partes no significa que debamos aislarnos, al contrario, se debe hacer uso de ella para optimizar los procesos y aplicarla al flujo de trabajo.

 

¿Para que nos visitó?

Conferencia: Continuous improvement, how to stay on the road

Organizadores: Facultad de Ciencias e Ingeniería