Ciencias e Ingeniería
Entrevista

“El derrumbe del puente en Génova fue por un tema de falta de conservación”

Ingeniero civil de profesión, Rubén Boroschek se ha especializado en el estudio de estructuras sismorresistentes y evaluación de riesgos sísmicos, con la finalidad de mejorar las medidas de seguridad ante los terremotos y desastres sísmicos a los que estamos expuestos en nuestra zona.

Autor: Gabriela Pérez|Fotos: Tatiana Gamarra
Rubén Boroschek

Rubén Boroschek

Jefe de la División de Estructuras-Construcción-Geotecnia del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile

Teniendo en cuenta que vivimos en una zona potencialmente sísmica, ¿qué se debe tener en consideración al adquirir un inmueble?

Lo primero que hay que pensar al adquirir una propiedad es que tiene que ser un lugar seguro debido a que, por ubicación, estamos expuestos a que se produzca un sismo de gran magnitud. Se debe tener en cuenta los materiales, pues las viviendas antiguas están hechas de adobe o de albañilería con poco refuerzo, las cuales son propensas a sufrir daños severos o, en el peor de los casos, un colapso. Las edificaciones modernas son elaboradas en concreto armado que tiene diseño de ingeniería, en ellas la expectativa de daños es reducida si es que siguen los lineamientos de la norma peruana de construcción. Uno de los problemas que he podido apreciar en Lima es que la autoconstrucción es muy utilizada; esta en sí no es mala, pero si no se tiene una buena asesoría técnica, se puede correr muchos riesgos.

Entonces, ¿la asesoría profesional es imprescindible?

Por supuesto, en el caso de la adquisición de un inmueble, es preferible tener la opinión de otro ingeniero, totalmente independiente, para que revise los planos de la vivienda. Es como cuando un médico te manda una operación y buscas una segunda opinión. Debemos entender que estamos en riesgo y que hay que actuar no suponiendo que uno sabe las cosas con solo ver una publicidad o piloto de vivienda, sino haciendo la consulta pertinente con un ingeniero más de una vez.

Usted menciona que existe un inevitable riesgo de que se produzca un sismo de gran magnitud en la ciudad, ¿qué estudios se han realizado?

Existen muchos estudios, avalados por el Instituto Geofísico del Perú (IGP), en los cuales se indica esta situación. Parte del proceso consiste en realizar estudios históricos sobre la periodicidad de ocurrencia de sismos, y, a través de estadísticas, se infieren las probabilidades de que ocurra. Asimismo, usan instrumentos llamados GPS, los cuales miden la deformidad progresiva de la corteza. Se monitorea anualmente cómo esta se va corrugando y se observa que la placa se encuentra trabada, lo que puede ocasionar un terremoto, es decir, una liberación rápida del entrampamiento de las dos placas que colindan, en nuestro caso la placa de Nazca y la sudamericana.

¿Las estructuras antisísmicas también pueden sufrir daños graves?

Si bien existen las estructuras con diseño antisísmico, es importante que no se altere el diseño original y se les dé mantenimiento. Por ejemplo, el derrumbe del puente en Génova fue por un tema de conservación y no por una sobrecarga, pues la estructura por muchos años estuvo bien y recién ahora colapsó. Hay que tener en cuenta que, a veces, la falta de mantenimiento no es una responsabilidad totalmente nuestra, ya que las construcciones vecinas pueden socavar el suelo del terreno. Por ejemplo, si se construye un edificio muy alto al lado de una casa de estructura débil, el terreno se deformará con el peso del edificio, y la casa se agrietará y colapsará ante un sismo. Por ello, es importante que los proyectos se lleven a cabo de forma responsable con una correcta asesoría.

En el caso de sitios arqueológicos y patrimonio cultural, ¿qué medidas se toman para prevenir daños?

Hay países en los que el patrimonio se ha perdido totalmente por los terremotos, pues hay muy poca intervención en este tipo de infraestructuras. Existe una eterna lucha entre la protección del valor histórico del patrimonio versus la intervención para preservarlo y que sea seguro. Muchas de estas estructuras no fueron construidas con diseño sísmico y, para protegerlas, deben ser intervenidas colocando materiales que son distintos a los originales. En muchas culturas de protección, esto se prohíbe. Incluso, algunos países toman la medida de restringir la intervención de la materialidad original y otorga permisos para utilizar el lugar solamente para visitas breves, con poca afluencia de público, debido al peligro.

El Perfil

Nombre: Rubén Boroschek

Nacionalidad: chilena

Grado académico: Ph.D, University of California - Berkeley (California, Estados Unidos)

Trayectoria: Ha desarrollado su actividad profesional en diversos campos: evaluación de amenaza y riesgo sísmico, vulnerabilidad y mitigación de desastres en instalaciones esenciales y patrimoniales (establecimientos de salud, industriales); ingeniería sismorresistente, dinámica estructural teórica y experimental, aislación sísmica y disipación de energía, efectos de vibración en las personas; modelamiento de movimiento fuerte; revisión sísmica y estructural de sistema complejos. Cuenta con más de 200 publicaciones en congresos y revistas internacionales.

¿Para que nos visitó?

Evento: Simposio internacional “Terremotos, historia e ingeniería: una comunión necesaria, siglos XIX – XXI”

Organizadores: Instituto Riva- Agüero