27 de octubre del 2017

“Considerar a las ciencias como un conocimiento deshumanizado no es natural”

Fumikazu Saito

Doctor en Historia de las Ciencias por la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo.

El ingeniero electrónico de profesión y doctor en Historia de la Ciencia decidió dedicarse al estudio del desarrollo de conceptos científicos, en especial de las matemáticas, vistos desde el ámbito de la filosofía y la historia. Saito llegó a la PUCP invitado por la Maestría en Enseñanza de las Matemáticas.

¿Cómo nació su interés por las ciencias?

La ciencia siempre me interesó, desde cuando yo era adolescente. Leía mucho sobre ciencia, principalmente temas relacionados con la tecnología. Cuando fui estudiante, mi primera carrera fue ingeniería electrónica, en el último año de la carrera existía un curso muy interesante de lógica que permitía reflexionar sobre la naturaleza pensante del individuo. En el curso se trataban muchas cuestiones científicas generales y eso despertó mi curiosidad sobre los muchos otros aspectos que rodeaban a las ciencias, principalmente el estudio de la naturaleza y el ser humano. Me interesé mucho en eso, y por ello decidí estudiar más a fondo las concepciones y paradigmas relacionados con las ciencias desde el lado humano.

¿Cómo contribuye la historia en el aprendizaje de las matemáticas?

Por medio de la historia de la matemática, es posible comprender los procesos de la construcción de conocimientos y, al mismo tiempo, desarrollar una visión más ética de sus usos. Con este proceso podemos demostrar que los conceptos matemáticos están muy ligados a otros aspectos del tipo social, lógico, político, etc., que nos permiten comprender por qué, para qué y cómo construimos el conocimiento. En ese sentido, la historia como disciplina de estudio aclara mucho más que la propia matemática en su estado puro. Es también un tipo de laboratorio en donde puedes comprender cómo es que las ideas son desarrolladas y trabajadas.

¿Cómo cree que los avances tecnológicos han contribuido en la enseñanza de disciplinas científicas?

Es muy importante considerar los avances tecnológicos, pues no solo ofrecen nuevos medios para estudiar sino que también son espacios de reflexión que nos permiten compartir conocimientos y debatir temas de manera más integral. Es interesante, pues, por un lado, la construcción de la ciencia se basa en el desarrollo de una destreza más racional y hasta un poco mecánica, pero si estudiamos más en profundidad el tema de la construcción del conocimiento científico, podemos comprender que tanto los conceptos abstractos como las cuestiones más ligadas a lo tecnológico están completamente relacionados.

¿Usted cree que los avances tecnológicos permiten la integración de otras disciplinas, como las humanidades, para lograr proyectos más completos?

Existía una creencia, veinte o treinta años atrás, que establecía que las ciencias son una cosa y las humanidades otra muy diferente. De esta manera, se creaba un conflicto entre ambas. Pero la tecnología, de cierta forma, ha servido de mediadora, pues ha aproximado ambas concepciones. Opino que hay una aproximación que es de carácter fundamental, porque estamos en una etapa en la que la propia ciencia está repensando sus bases y conceptos, por lo que es necesario que las humanidades contribuyan en este aspecto. Debo decir que cuando se estudia ciencia y tecnología, sin la presencia de humanidades, aprendes solo un conocimiento técnico y no hay desenvolvimiento científico, es necesario que la ciencia establezca un diálogo con las humanidades.

Existe el estereotipo de que estudiar ciencias es muy complicado. ¿Cómo cree que las personas podrían acercarse más al estudio de las ciencias?

Hay muchos caminos. Esta concepción surge debido a que hay una tendencia, por el lado de las ciencias, de alejarse mucho de los conocimientos más cotidianos. Sin embargo, la ciencia no es complicada, esta es una concepción que se fue originando gradualmente en las escuelas. Para generar una mayor cercanía, es necesario que surja esta articulación con las humanidades como mencioné anteriormente. Por ese lado, yo creo que una propuesta interdisciplinaria entre las ciencias y las humanidades sería muy interesante, pues tanto docentes como estudiantes tendrían una mejor comprensión  del proceso de construcción del conocimiento científico y lo humanizarían. Considerar a las ciencias como un conocimiento deshumanizado es solo una construcción social, no es natural.

Calificar (4 votes, average: 4,50 out of 5)
SUCEDE EN:
Escuela de Posgrado
Maestría en Enseñanza de las Matemáticas

DEJA UN COMENTARIO